¡¡FELICES FIESTAS OS DESEA EL OJO CRÍTICO!!

¡¡FELICES FIESTAS OS DESEA EL OJO CRÍTICO!!

ESTA NAVIDAD REGALA: RESPUESTAS

ABAKUA, EL CULTO MALDITO. LA PRINCESA SIKÁN




La sociedad más secreta de la religión afrocubana:

ABAKUA, EL CULTO MALDITO.

Santeros, paleros, babalaos, espiritistas y demás personajes que engloban la sincrética religión afro-cubana, coinciden en su respeto y temor hacia una sociedad secreta que, originada en los esclavos negros arrancados de Africa durante el siglo XV, ha persistido hasta nuestros días. Un culto más temido que el Vudú, más rígido que el Palo Mayombe, más sangriento que el Candomblé, más estricto que la Santería... el culto Abakua.

"No debéis meteros en ese tema, si os interesa la religión hay otras mucho menos peligrosas por conocer. Los abakua son muy estrictos, y no tienen reparos en matar a quien los ofende".

Recomienda Esteban, un respetado babalao de Guanabacoa. 

"Aquí siempre se ha dicho que los abakua sacrificaban niños en algunos de sus rituales. Y la verdad es que, cuando se acercaban las fechas de sus celebraciones, aquí desaparecían muchos niños...".

Tan grave acusación nos llegaba de Gonzalo, un aséptico anticuario de un pueblo a trescientos kilómetros de La Habana.

"Yo soy abakua y sé que si alguien me ofende o me hiere tendré que matarlo. Sólo así los abakuas limpiamos nuestro honor".

Esta afirmación la hacía León, un joven negro de dos metros, "hermano abakua".

De todos los cultos y credos de origen africano que conviven en el Caribe, Santería, Vudú, Candomblé, Regla de Ocha, Palo Monte,etc, ninguno permanece tan secreto e inescrutable como la Sociedad Secreta Abakua o Ñañiguismo. Y ningún hechicero, brujo o chamán es tan temido y respetado como el abakua o ñáñigo. Natalia Bolívar, prestigiosa investigadora cubana, autora del famoso estudio "los Orishas en Cuba", escribía recientemente:

"No pocos etnólogos y folkloristas cubanos y de otras latitudes han sentido alguna vez la compulsión de adentrarse en las prácticas y concepciones sacromágicas de la hermética y excluyente Sociedad Secreta Abakua, atípica respecto a otros exponentes de la religiosidad popular afrocubana en más de un sentido". 

Y dice bien, ya que son muchas las diferencias entre el enigmático ñañiguismo y las demás religiones afrocaribeñas, diferencias que se remontan al mismo origen histórico de los abakuas.

A comienzos del siglo XVI, Portugal se erigió en el principal importador de esclavos de Africa. Hombres, mujeres y niños fueron arrancados de sus paises de origen para ser conducidos al Nuevo Continente como si de animales se tratara. Eran vendidos como mano de obra a acaudalados y civilizados blancos. Estos hombres, mujeres y niños pertenecientes a tan diferentes tribus eran desarraigados, mezclados, y su identidad desaparecía por completo para convertirse llanamente en negros. Princesas, guerreros lacayos o brujos fueron despojados de su rango social, su tribu, su familia y su país, y pasaron a formar parte de un grupo homogéneo cuyo rasgo de identidad en común era el color y por ende la esclavitud. Todos "disfrutaban" de los mismos deberes y de ningún derecho. Pero, hubo algo que los "civilizados blancos" no pudieron evitar: que los miembros de estas tribus llevaran consigo: sus cultos y sus religiones ancestrales.

Una vez llegados a su nuevo destino, los esclavos se vieron obligados a sincretizar los dioses de sus panteones africanos con los personajes del santoral católico, para así, disfrazando a los orishas con identidades cristianas poder adorarles. Así, Changó se sincretizó con Santa Bárbara, Yemanyá con la Virgen de Regla, Ochun con la Virgen de la Caridad, Aggayú Solá con San Cristóbal, Elegguá con el Niño de Atocha, etc. Y poco a poco el sincretismo católico fue fagocitando las originales tradiciones africanas.

Sin embargo, un grupo de esclavos provenientes de la región de Calabar (entre Camerún y el margen oriental del río Níger), especialmente indómitos y valerosos, portaban una religión especialmente estricta y radical: el ñañiguismo. 

Un ejemplo bastante elocuente de la crudeza de sus ritos iniciáticos en Africa era la costumbre de afilarse y partirse los dientes usando limas, martillos y cinceles. El rito de afilarse los incisivos en forma de V, usando limas triangulares o simplemente a golpe de martillo, producía un dolor insufrible que, no obstante, los guerreros abakuas soportaban sin un solo lamenta. Lo mismo ocurría con los "rayamientos" (heridas que se hacían durante la iniciación en distintas partes del cuerpo), así como la mutilación de otras partes como seña de identidad tribal.

Como apuntaba sabiamente el historiador cubano Enrique Sosa "Estas costumbres -cicatrización y mutilación- no supervivieron en Cuba, y otras, como la antropofagia practicada por algunos grupos étnicos, sólo se conservaron bajo la custodia del recuerdo".

Los sacrificios humanos y la antropofagia ritual, practicada en muchas tribus africanas incluidas tribus carabalíes, influyó sin duda en el terror y respeto que han inspirado e inspiran las sociedades abakua en Cuba. Pero el origen exacto del credo ñáñigo hay que buscarlo en la leyenda mística que originó el misterio más celosamente guardado por los abakuas, llamada "Sikanekue".

La Sikanekue relata la historia de la bella princesa Sikán, hija, del rey del pueblo Efor, quien cierto día se acercó al río para buscar agua en su calabacín. Cuando lo llenaba, accidentalmente atrapó y dio muerte al pez sagrado Tanze, voz de Abasí (la Deidad Suprema), y portador del Gran Misterio. Como castigo por su profanación, Sikán fue sacrificada ritualmente, y con su piel se cubrió el primer tambor sagrado (Ekwé), que sólo podían ver unos pocos escogidos. 

A través del toque del sagrado Ekwé habla el mismísimo Abasí para transmitir a los iniciados abakuas el Gran Misterio. A partir de entonces el Ekwé habría de ser periódicamente "alimentado", regándolo con sangre humana (generalmente de guerreros congos) sacrificados por los temibles y legendarios "hombres-leopardo" africanos en sus escalofriantes ritos abakua.

Por su dureza y fiereza, no es de extrañar que los guerreros abakua capturados como esclavos y vendidos en Cuba con frecuencia escapasen de las plantaciones huyendo a los montes para vivir como el las selvas de Africa, llegando a veces a asesinar a sus amos blancos. Eran los cimarrones, negros rebeldes ocultos en las selvas y montes cubanos, que mantuvieron intactos los ritos y mitos ñáñigos traídos desde las tierras africanas sin intoxicaciones católicas.

Sin embargo, otros muchos abakua, que continuaban como esclavos, tampoco renunciaron a sus milenarios rituales y a su extraña religión, y fueron estos quienes estructuraron las bases de la socie-dad secreta ñáñiga que mantenían en el más sepulcral secreto, oculta al hombre blanco. El odio, la frustración y la rabia contenidas entre los grilletes de esclavo, canalizaban la energía del negro abakua en pruebas iniciáticas de gran crueldad y dureza. Y no es de extrañar que los cronistas de la época atribuyesen a los ñáñigos todo tipo de crímenes y pru-bas sangrientas. 

En una noticia publicada el 10 de marzo de 1.812 en el periódico El Popular, se afirmaba que la iniciación ñáñiga consistía en demostrar el valor matando a un semejante. Popularmente se suponía que ese asesinato tenía más valor si era el de un blanco, y mejor aún si era un español -copartícipe de la esclavitud en Cuba-. 

En otro artículo se aseguraba que ningún negro o mulato podía penetrar en el ñañiguismo sin prestar el juramento de odio a la raza blanca. Y así, algún blanco que intentase ingresar en Abakua debería renegar de su raza, jurando odiarla a muerte.

Comentarios

EL GALLEGO SABIO. Oscar Rey Brea. El Hombre que descubrió los OVNIS.

EL GALLEGO SABIO. Oscar Rey Brea. El Hombre que descubrió los OVNIS.
Comprar Libro.

UAPs: EL SECRETO. Historia de la aeronáutica no convencional.

UAPs: EL SECRETO. Historia de la aeronáutica no convencional.
Comprar Libro

LA VIDA SECRETA DE CARLOS CASTANEDA

LA VIDA SECRETA DE CARLOS CASTANEDA
Comprar Libro

CUADERNO DE CAMPO Nº 9. MEIGAS: LAS BRUJAS SABIAS

CUADERNO DE CAMPO Nº 9. MEIGAS: LAS BRUJAS SABIAS
Comprar libro

CUADERNO DE CAMPO Nº 8. EXTRATERRESTRES EN LA ANTIGÜEDAD... O NO.

CUADERNO DE CAMPO Nº 8.  EXTRATERRESTRES EN LA ANTIGÜEDAD... O NO.
Comprar Libro

REVISTA EL OJO CRÍTICO

REVISTA EL OJO CRÍTICO
Descarga Gratuita


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *