¿SIGUEN VIVOS LOS ZOMBIS? EL POLVO ZOMBI



¿Hay algo más que una simple fórmula química tras los “muertos vivientes”? Autores como Lucien G. Coachy relatan casos de supuestos zombis que han sufrido lesiones físicas mortales que harían imposible toda recuperación, idea por la que apuestan algunas importantes personalidades haitianas que nos describieron casos inexplicables a partir de la hipótesis de la tetrodotoxina. Ese fue, por ejemplo, el de un joven que se destrozó el cráneo en un accidente de tráfico. Sin embargo, se convirtió en un zombi a instancias del bokor de turno. Un zombi más, de esos muchos que según aseguran los campesinos haitianos, sale de la tumba atravesando la tierra sin remover la sepultura...






Hoy, pese a estar perseguida, la práctica de la zombificación sigue siendo una constante en Haití. Así lo pudimos comprobar mientras pasamos tres noches en el hounfor o casa-templo vudú de un famoso bokor. Una de esas noches, el bokor y sus ayudantes acudieron a un cercano cementerio para realizar un ritual, pero se nos prohibió expresamente salir del hounfor. Del exterior nos llegaba el murmullo de los rezos del bokor en medio de un lejano alboroto que se rompió coincidiendo con un ruido que identificamos con disparos... Aquello, lógicamente, despertó nuestra prudencia, pero a la mañana siguiente decidimos aproximarnos al camposanto, en donde encontramos una tumba profanada y, junto a ella, un ataúd abandonado. Levantamos la cubierta del féretro y, efectivamente, ¡estaba vacío! Desde ese momento, un nuevo zombi vagaba por Haití.

El de Francina Illéus es otro de los casos investigados por el Dr. Douyon Otro. La muchacha, de 16 años y conocida familiarmente como Ti-Femine, fue ingresada en el Hospital Saint Michel de l'Attalaye aquejada por serios trastornos digestivos. Todo parecía discurrir por buenos derroteros; le dieron –incluso- el alta médica, pero el 23 de febrero de 1976 fallecía en su domicilio. Así lo explica su acta de defunción, pero la historia adquirió un rumbo inesperado. Su familia, pobre como casi todas las haitianas, no pudo pagar ni un féretro ni -por supuesto- un entierro en condiciones. Así las cosas, su cuerpo sin vida permaneció varios días en el depósito de cadáveres antes de ser sepultado... hasta que en abril de 1979 una amiga la encontró errando sin rumbo en el mercado de Enery. Se dictaminó oficialmente que la joven Francina había sido convertida en zombi, lo que la convirtió en una apestada en su comunidad. Una historia que no deja de ser habitual. Ella, como tantas otras, fue internada en un psiquiátrico; actualmente, sin embargo, está bajo los cuidados de Joyce Auserman, una pastora evangélica afincada en Haití que ha acogido varias víctimas de la zombificación.

Zombis con nombres y apellidos

María Malval

Falleció en 1909, el día de su boda. Cinco años más tarde, en su lecho de muerte, el padrino de María, carcomido por los celos, confesó a su confesor que había contratado un bokor para zombificar a la joven. Reveló que la habían sacado de la tumba y vendido como esclava en una plantación propiedad del brujo. Allí, el sacerdote la encontró demente y muda. Acabó sus días en el convento de Santa Rosa de Lima.


Natagéte Joseph

Falleció en 1966 a los 50 años. Trece más tarde reapareció en su pueblo natal amnésica, muda y deteriorada mentalmente. Sin identidad legal, en estado vegetativo, la zombi fue internada en el Centro Psiquiátrico de Puerto Príncipe, donde murió por segunda vez.

Jean-Claude Pierre

Originario de Gonaives, fue enterrado en 1977 a los treinta años. Seis después fue encontrado por sus hermanos vagando por el barrio. Tras ser identificado por sus padres y cinco testigos, la policía lo condujo al Hospital del Dr. Douyon en lamentable estado. “Parecía como recién salido de un campo de concentración”, aseguró el Dr. Douyon, que supone que el bokor que lo zombificó le arrancó todos los dientes para que, de recuperar el habla, nadie pudiese entenderle.

Medula Charles

Falleció, recibió sepultura y, finalmente, reapareció. Se recuperó lo suficiente como para dar a luz un hijo. Ya en proceso de rehabilitación estuvo a punto de ser secuestrada por unos desconocidos en pleno día. Supuestamente, los asaltantes eran los ayudantes del bokor que pretendían, por segunda vez, convertirla en un “muerto viviente”.

Polvo zombi

En 1993 la revista británica The Ley Huntler publicaba un artículo de un médico norteamericano oculto bajo el pseudónimo de Michael Baran en el que se relacionaban los brotes de sida en Haití con el culto vudú. Baran, tras constatar que los primeros focos del síndrome surgieron en Haití y en el África negra en 1978, llegó a la conclusión de que el único punto en común entre ambos enclaves era la religión vudú y más concretamente, las prácticas de zombificación. Según esta audaz hipótesis, el virus, que se encontraba en estado latente, era de algún modo estimulado a través de las numerosas pócimas y ungüentos utilizados por los bokor. A fin de cuentas, al margen del empleado para los ritos de zombificación, se conoce más de un centenar de diferentes polvos mágicos con diferentes utilidades brujeriles y complejos compuestos químicos.

No es de extrañar, por tanto, que cuando en octubre de 1994 más de 20.000 soldados norteamericanos desembarcaban en Haití para reponer el gobierno de Jean Bertrand Aristide, se lanzasen amenazas de todo tipo contra los nuevos invasores blancos. Curiosamente, poco tiempo después de la toma del país, un grupo de psiquiatras fueron enviados allí para investigar los extraños suicidios y los inexplicables arranques de locura que se estaban produciendo en el seno de la tropa. Pronto, los rumores se desataron por todo el país: la brujería vudú –pensaban muchos- podía derrotar a los fusiles yankis y los mágicos polvos de los bokor vencer a cualquier carro de combate invasor.


Categories: , ,

Leave a Reply

Agradezco tu comentario. Solo se publicarán los mensajes escritos correctamente y que no adjunten enlaces.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

FLORINDA DONNER: EL COLIBRÍ DE CARLOS CASTANEDA

En 1970 una nueva alumna se había incorporado a la facultad de antropología de UCLA. Menuda, sonriente, de ojos azules y cabello rub...

Etiquetas

Abydos Aerostatos Agra Aleister Crowley Alejandro Agostilli Amaury Rivera Amor André Ballesteros Andrés Ballesteros Andrija Puharich Ángeles Anomalías Anselm Turmeda Antón Szandor LaVey Antonio José Alés Antropología Apariciones Marianas ARP Arqueología Asesinos Aura Avistamientos Bélgica Biblia Brujos Bruno Cardeñosa Budismo California Cao Dai Caras de Bélmez Carlos Castaneda Cartago Casas Encantadas Caso Galdar Caso Mano Cortada Caso Petit-Rechain Causas Solidarias Chamanismo Charles Manson Clara Tahoces CNI Comandante Antonio Munáiz Conspiraciones Contactados Contacto Extraterrestre Corea del Sur Coronel Robert Ressler Criaturas Sobrenaturales Crimen Ritual y Rito Criminal criminalidad esoterica Criminalidad Esotérica criminalidad y religión Criminología Crop Circles Cuadernos de Campo Cuba Cuentos Curanderos David Cuevas David Guerrero Guevara Debates Desapariciones Misteriosas Diluvio Dioses Divulgadores Djinns Dr. Alejandro Parra Dragonfly ECM Egipto El Curandero de Campanillas EL OJO CRÍTICO El Secreto de los Dioses Energías Enrique de Vicente Entrevistas EOC Escépticos Esoterismo Espías Espiritismo Eugenio Siragusa Exorcismos Falsos Misterios fantasmas Fernando Rueda Fidel Castro Florinda Donner Fotos Paranormales Fragmentos De Libros Fraternidad Cósmica Fraudes y Estafas Esotéricas Galicia Ganges Giorgio Bongiovanni Gracia guardia civil Guatemala Gulf Breeze Haití Helena Petrovna Blavatsky Herbert Thurston Hermanos de UMMO Himalaya Hombres Leopardo Hombres Lobo Humanoide de Penamoa Iglesia Católica Ignacio Darnaude Illuminati ilusionismo In Memoriam India Investigadores Islam J.J. Benitez Jainismo Javier Sierra Jeroglifos Jesús de Nazaret Jim Woodman Jinns Jonathan Reed Jose Luis Jordán Peña José Manuel Garcia Bautista Juan Alberto Perote Juan Pablo II Kama Sutra La Ballena Alegre La Ruta de la Luz La Santa Muerte La Vida Secreta de Carlos Castaneda Lago Uureg Latinoamérica Leyendas y Tradiciones libros Luces Rojas Luis Alfonso Gámez Magia Malawi Mancias Manuel Blanco Romasanta Manuel Delgado Mapas Maravillas del Mundo Margarita Ruíz de Lihory María Gomez Cámara María Lionza María Reiche Marie Besnard Mario Conde Masonería Mauritania Meigas Mentalismo MEO Miguel Angel Santano Miguel Pedrero Mikel Lejarza "El Lobo" Milagros Misterios Misterios de la Antigüedad Misticismo Mitos Universales Moisés Garrido Mongolia Monstruos Marinos Museo de la Muerte Nazca New Age Nina Kulagina Niños Noticias OVNI Oleada Gallega Omm Seti Opiniones Orbes Ovnis Padre Pilón Paganismo Palacio de Linares Paracas Parapsicología Pedro P. Canto Películas Peligros del Ocultismo Periodistas del Misterio Personajes Famosos Perú Petroglifos Piedras de Ica Pinturas Rupestres Pirovasia Poderes Paranormales Policía Poltergeist Portugal Posesiones Profesor Reverte Coma Prólogos Psiquiatría Reflexiones Religiones Religiones Afro-americanas Revistas del Mundo del Misterio Rituales Robbert Van Den Broeke Roswell Rumanía Rusia Sábana Santa Sai Baba Salvador Freixedo Sanadores Santa Compaña Santo Sudario Santos Santuarios Satanismo Sectas Sentencias Judiciales Seres del Más Allá Series de Tv Sijismo sociología criminal Stella Rimington Stephen Hawking Taj Mahal Telepatía Teleplástias Testigos Tikal Top Secret Túnez UFO LEAKS Ufología UMMO Uri Geller Vampiros Viaje Astral Viajes videncias Videntes videos Vietnan Vimanas Vudú Yeti Yezidis Zangbetos Zombis

.

.

.

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!