DRAGONFLY (IV): CONCLUSIÓN


A pesar de que un apesadumbrado y agotado Bruce Simmons, probablemente tan humillado yavergonzado como los receptores de las cartas de UMMO tras la confesión de Jordán Peña, se puso en contacto con Josh Friedman, productor ejecutivo de Terminator: The Sarah Connor Chronicles para pedirle explicaciones, y Friedman intentó desmarcarse del fraude, nuestra conclusión es obvia. 



La aplicación de la Navaja de Ocaam, y del puro sentido común, nos hacen deducir que a principios de 2007, durante el rodaje de Terminator: The Sarah Connor Chronicles, los guionista de la serie sugirieron a los responsables del departamento de marketing de la productora la idea de crear una campaña de publicidad viral para promocionar la serie antes de su estreno. Para ello no dudaron en utilizar y manipular a los frikis que sentimos pasión por el fenómeno OVNI, a través del cómodo anonimato de la red, para sembrar la historia de los drones y la tecnología no humana del futuro, que sustenta el guión de Terminator, en internet, antes del estreno de la serie. El personaje de Isaac, en sus supuestos documentos secretos robados a los militares, en realidad no hace más que relatar lo que después veríamos en la serie. Los símbolos, la tecnología, la forma de las naves que Isaac ofrecía en aquellos informes que entusiasmaron a los ufólogos, son exactamente los mismos que después veríamos en la serie. Serie que, lógicamente, se estaba grabando al mismo tiempo que las 6 fuentes de las fotos de los dragonfly, enviaban sus imágenes a los foros ufológicos, y a investigadores como Linda Moulton Howe, manipulados sin ninguna compasión por los publicistas. 

La huelga de guionistas de 2007, probablemente es la única causa de que la historia se cortase bruscamente. Aunque es más que probable que los responsables de la cruel manipulación nunca sospechasen que la pasión, la capacidad de trabajo, el altruismo desinteresado, y el rigor de los investigadores, iba a terminar por descubrir sus mentiras, y la localización exacta de los lugares donde realizaron los fraudes, mucho antes de que la emisión de la serie desvelase en engaño. Sin duda alguien en la productora se puso nervioso cuando los postes donde habían realizado las falsas fotografías, y por tanto el lugar por donde se movían los autores del engaño, fue localizado por los investigadores. 

Resulta difícil imaginar hasta donde podría haber llegado el engaño si la huelga de los guionistas de Hoollywood no hubiese paralizado la industria cinematográfica en 2007. Pero nos conviene conocer, y tener presente el caso de los drones de California, porque sin duda, y como ocurrió con el caso del OVNI gallego, el Ángel de Campdevenol, o los círculos de las cosechas falseados por el Ron Seven Tiki, en el futuro tendremos que vérnoslas nuevamente con la maldita publicidad viral a costa del misterio. 

Para los publicistas los interesados en los fenómenos anómalos no somos más que unos frikis fácilmente manipulables, para difundir gratuitamente, y sin ningún criterio, sus campañas de propaganda. Y aunque la realidad demuestra que al final, siempre desmontamos sus engaños, las redes sociales, la difusión exponencial en internet, y el hecho de que la inmensa mayoría de los creyentes prefieran aferrarse a una idea romántica, antes de aceptar la frustrante realidad, hace que los mitos se perpetúen en el tiempo, y en la red. Por eso la propaganda viral continuará siendo rentable para los publicistas, y el mundo del misterio seguirá siendo una de sus víctimas predilectas.



Y de la misma forma en que todavía hoy hay quienes vuelven a utilizar las filmaciones del OVNI gallego, de los guaradiábolos, o de UMMO, como si fuesen historias reales, los drones de California, continuarán apareciendo en libros y programas de ufología, como si realmente se tratasen de un fenómeno auténtico. 

Al final de sus días Fernando Sesma, principal víctima del fraude UMMO, tan humillado y agotado por el engaño, como Bruce Simmons, dijo que era más fácil hacer creer a alguien algo extraordinario, que convencerlo de que aquello era un engaño, una vez lo había aceptado como real. Aún a riesgo de continuar siendo considerados unos traidores y renegados del misterio, nosotros seguiremos prefiriendo averiguar la verdad, por incómoda y decepcionante que sea. 


Este artículo es de larga extensión por lo que para facilitar la carga total en tu dispositivo móvil, lo hemos dividido en 4 partes. A continuación tienes los 4 enlaces que componen la totalidad del mismo:









Leave a Reply

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

EL SECRETO DE LOS DIOSES

Hace ya varios años que un grupo de investigadores soviéticos presentaron esta teoría en un congreso mundial de arte rupestre celebrado...

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!