CRÍMENES EN EL ASHRAM DE SAI BABA


A pesar los testimonios de viajeros desencantados, que pude recoger durante años, eran muchos más los devotos que volvían entusiasmados de su encuentro con Sai Baba. Todos contaban maravillosas experiencias espirituales, e incluso paranormales, protagonizadas en carne propia en Prashanti Nilayan. Sin embargo nadie quería hablar de los sucesos más oscuros que, durante años, saltaron temporalmente a los titulares de la prensa nacional o internacional. Sucesos que hoy, con la perspectiva que da el tiempo, cobran un nuevo interés en relación al caso.




El 20 de febrero de 1987, el cuerpo calcinado de un joven fue descubierto en Alike. Fue identificado como Lokayya Pujari, un estudiante de primer año del Colegio Universitario creado por la Fundación de Sai Baba en el pueblo. De su cuello todavía colgaba un relicario con la foto del Swami. El cadáver estaba quemado por la parte frontal, hasta la cara, lo que dificulto inicialmente la identificación, y a pocos metros del edificio. La policía local clasifico el incidente como “suicidio”, lo que escandalizo a los vecinos, que llegaron a protagonizar manifestaciones para que se considerase la muerte de Lokayya como “no natural”. Lokayya, provenía de buena familia, era un excelente estudiante y también el presidente de los scouts. No existía ninguna razón para suicidarse, y menos aun, para quemarse vivo, sin proferir ni un solo grito que alertase a sus compañeros, que dormían a pocos metros.

Según una información anónima, los mandos policiales locales, también devotos de Sai Baba, habían intentado ocultar el incidente, como otros que ya se habían producido anteriormente. Esa misma fuente sugería que Lokayya había sido testigo de indecorosos comportamientos homosexuales de Sai Baba, y de algunos de sus seguidores, con los estudiantes (solo varones) del centro…

No era la primera vez que se producía una muerte extraña en el entorno se Baba. Ni tampoco la ultima. El caso que alcanzó más repercusión mundial se produjo el 6 de junio de 1993, cuando cuatro jóvenes, exdevotos de Sai Baba, se colaron en sus aposentos, presuntamente con la intención de asesinarlo. Pero fueron descubiertos y se inicio un enfrentamiento con los todavía devotos. Baba consiguió escapar de milagro del atentado, y los jóvenes, que iban armados con cuchillos, murieron.

Todavía hoy es un misterio como se produjo la muerte de Suresh Shatharam Prabhu, Sai Ram, N. Jagannatha y Suresh Kumar. En el informe policial, presuntamente manipulado, aparecen las fotos de los cuatro jóvenes, que solo iban armados con armas blancas, acribillados a tiros por la policía. Aunque varios agentes de policía fueron interrogados sobre el incidente, ninguno fue procesado. Sai Baba, protagonista principal del presunto intento de asesinato, ni siquiera prestó declaración.




También murieron en el extraño incidente el sirviente Sai Kumar Mahajan y el asistente personal de Baba, Radhakrishna Menon, un personaje importante en esta historia… Sobre este incidente en concreto B. Premanand publico un voluminoso libro: “Murders in Sai Baba´s bedroom”, a él remito a los lectores interesados en profundizar en el caso.

Lo cierto es que, como en otras ocasiones, surgió el rumor de que aquellos jóvenes habían sido víctimas de abusos sexuales por parte de Sai Baba. Y habían decidido vengarse y evitar que otros estudiantes de sus escuelas sufriesen las violaciones. Algo que los devotos siempre se negaron tan siquiera a considerar… Aunque un exdevoto, Tal Brooks, lo llevaba clamando a los cuatro vientos de finales de los años setenta.

El norteamericano Tal Brookes, actualmente líder evangélico presidente del Spiritual Counterfeits Project, llego a la India a finales de los sesenta, impulsado por la imparable oleada de espiritualidad oriental que azoto el movimiento hippy en aquella época. Y allí conoció a Sai Baba y fue seducido por él. Y aunque en 1976 publico su primer libro “Lord of de Air”, editado 3 años después en India con el titulo mas especifico de “Sai Baba, Lord of de Air”, en el que identificaba al Swami con el Anticristo profetizado en el Apocalipsis, su obra más conocido no llegaría hasta 1982. Ese año publica “Sai Baba, avatar of de night”, reeditado en edición de lujo recientemente. En ese libro Tal Brooks relataba con detalle, por primera vez, los abusos sexuales a los que él y otros devotos de Baba presuntamente habían sido sometidos.

Durante más de una década los devotos decidieron desoír todos esos rumores sobre la impropias conductas sexuales del hombre-dios, alegando que se trataba de auténticos Judas, que habían traicionado al Maestro, y que actuaban así movidos por fuerzas demoníacas. Pero a mediados de los años 90, con la llegada de internet, los devotos de diferentes países, que afirmaban haber sido sometidos a abusos sexuales por el Swami, empezaron a encontrar testimonios similares a los suyos. Y el escándalo ya fue imparable.

Son muchos los relatos, objetivamente muy similares, que nos llegaban desde todos los rincones del planeta. Jóvenes, siempre varones, sin más relación entre ellos que haber sido devotos de Sai Baba, empezaron a explicar episodios muy similares, en los que el gurú más famoso de la India les habría sometido a tocamientos en los genitales, sexo oral, etc.

Unos, como el actor sueco Conny Larsson, conmocionaron a la comunidad de devotos al confesar públicamente como había sido violado por el Swami. Larsson era uno de los miembros más importantes de la comunidad de Sai Baba en Suecia, y su conmovedora “Carta abierta a Sai Baba” aun está disponible en internet:
http://www.saiguru.net/espanol/testimonios/05conny.htm

Otros, como el norteamericano Alaya Rahm, fueron más lejos. Rahm presento en 2006 una denuncia legal contra la organización de Sai Baba en los tribunales de California, aunque no fue admitida a trámite. En el caso Rahm lo mas descorazonador es que el pequeño Alaya prácticamente fue entregado a Sai Baba por sus padres, apasionados devotos del Swami. Lo escalofriante, pero muy revelador a la vez, es que cuando el pequeño Alaya se armo de valor para contar a sus padres que, durante sus entrevistas privadas con Sai Baba, el hombre-dios le obligaba a bajarse los pantalones, le untaba los genitales con aceite e incluso llegaba a practicar sexo oral con él, con la excusa de activarle la energía del chakra sexual, su propio padre le confesó que el también había pasado por esa experiencia años atrás, cuando llego por primera vez al ashram de Prashanti Nilayan… Y le parecía normal. Diferentes periódicos se han hecho eco de las acusaciones de pedofilia contra Sai Baba.

Esta complicidad inconsciente, entre muchos adeptos occidentales cuyos hijos, o ellos mismos, habían sido sometidos a los tocamientos sexuales, resulta extraordinariamente interesante, desde el punto de vista del análisis psicológico del sentimiento religioso. Todos argumentaban que para un humano era imposible comprender la lógica de Dios. Todos aceptaban aquellos tocamientos de genitales, como una especie de masaje espiritual para activar la energía kundalini. Todos preferían mirar hacia otro lado, hacia la luz del Swami que contraía sus pupilas hasta cegarlos, antes de ver lo evidente. E incluso quienes llegaban a asumir aquellos tocamientos sexuales a menores como lo que eran, una práctica sexual ilícita, se escudaban en que al fin y al cabo ellos habían sido creados por Dios, y por lo tanto eran de su propiedad, y podía utilizarlos como su divina gracia, Bhagavan Sri Sathya Sai Baba considerase oportuno. Si a este hecho unimos la libertina tradición sexual de la India; la India del Kamasutra y el Ananga Ranga, la India de Kahurajo y del Tantra Yoga… podremos comprender por qué tantos ojos miraron hacia otro lado durante tanto tiempo.


Categories: , ,

Leave a Reply

Agradezco tu comentario. Solo se publicarán los mensajes escritos correctamente y que no adjunten enlaces.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

FLORINDA DONNER: EL COLIBRÍ DE CARLOS CASTANEDA

En 1970 una nueva alumna se había incorporado a la facultad de antropología de UCLA. Menuda, sonriente, de ojos azules y cabello rub...

Etiquetas

Abydos Aerostatos Agra Aleister Crowley Alejandro Agostilli Amaury Rivera Amor André Ballesteros Andrés Ballesteros Andrija Puharich Ángeles Anomalías Anselm Turmeda Antón Szandor LaVey Antonio José Alés Antropología Apariciones Marianas ARP Arqueología Asesinos Aura Avistamientos Bélgica Biblia Brujos Bruno Cardeñosa Budismo California Cao Dai Caras de Bélmez Carlos Castaneda Cartago Casas Encantadas Caso Galdar Caso Mano Cortada Caso Petit-Rechain Causas Solidarias Chamanismo Clara Tahoces Comandante Antonio Munáiz Conspiraciones Contactados Contacto Extraterrestre Corea del Sur Coronel Robert Ressler Criaturas Sobrenaturales criminalidad esoterica Criminalidad Esotérica criminalidad y religión Criminología Crop Circles Cuba Cuentos Curanderos David Guerrero Guevara Debates Desapariciones Misteriosas Diluvio Dioses Divulgadores Djinns Dr. Alejandro Parra Dragonfly ECM Egipto El Curandero de Campanillas EL OJO CRÍTICO El Secreto de los Dioses Energías Enrique de Vicente Entrevistas EOC Escépticos Esoterismo Espías Espiritismo Eugenio Siragusa Exorcismos Falsos Misterios fantasmas Fernando Rueda Fidel Castro Florinda Donner Fotos Paranormales Fraternidad Cósmica Fraudes y Estafas Esotéricas Galicia Ganges Giorgio Bongiovanni Gracia guardia civil Guatemala Gulf Breeze Haití Helena Petrovna Blavatsky Herbert Thurston Hermanos de UMMO Himalaya Hombres Leopardo Hombres Lobo Humanoide de Penamoa Iglesia Católica Ignacio Darnaude Illuminati ilusionismo In Memoriam India Investigadores Islam J.J. Benitez Jainismo Javier Sierra Jeroglifos Jesús de Nazaret Jim Woodman Jinns Jonathan Reed Jose Luis Jordán Peña José Manuel Garcia Bautista Juan Alberto Perote Juan Pablo II Kama Sutra La Ballena Alegre La Ruta de la Luz La Santa Muerte La Vida Secreta de Carlos Castaneda Lago Uureg Latinoamérica Leyendas y Tradiciones libros Luces Rojas Luis Alfonso Gámez Magia Malawi Mancias Manuel Blanco Romasanta Manuel Delgado Mapas Maravillas del Mundo Margarita Ruíz de Lihory María Gomez Cámara María Lionza María Reiche Marie Besnard Masonería Mauritania Meigas Mentalismo MEO Miguel Angel Santano Miguel Pedrero Mikel Lejarza "El Lobo" Milagros Misterios Misterios de la Antigüedad Misticismo Mitos Universales Mongolia Monstruos Marinos Museo de la Muerte Nazca New Age Nina Kulagina Niños Noticias OVNI Oleada Gallega Omm Seti Orbes Ovnis Padre Pilón Paganismo Palacio de Linares Paracas Parapsicología Pedro P. Canto Películas Peligros del Ocultismo Periodistas del Misterio Personajes Famosos Perú Petroglifos Piedras de Ica Pinturas Rupestres Pirovasia Poderes Paranormales Poltergeist Portugal Posesiones Profesor Reverte Coma Reflexiones Religiones Religiones Afro-americanas Revistas del Mundo del Misterio Rituales Robbert Van Den Broeke Rumanía Rusia Sábana Santa Sai Baba Salvador Freixedo Sanadores Santa Compaña Santo Sudario Santos Santuarios Satanismo Sectas Sentencias Judiciales Seres del Más Allá Sijismo sociología criminal Stella Rimington Taj Mahal Telepatía Teleplástias Testigos Tikal Top Secret Túnez UFO LEAKS Ufología UMMO Uri Geller Vampiros Viaje Astral Viajes videncias Videntes videos Vietnan Vimanas Vudú Yeti Yezidis Zangbetos Zombis

.

.

.

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!