EL SECRETO DE LOS ZANGBETOS: ILUSIONISMO VUDÚ


Durante siglos los rituales de zangbeto se limitaron a cultos locales en Africa. Solo los aterrados nativos eran testigos del ritual. El zangbeto, esa armadura de paja u hojas aparentemente ligera y liviana salía de su santuario, o llegaba a la aldea por mar. Siempre escoltada por sus kregbetos (asistentes) que evitaban que nadie se acercase y se comunicaban con el zangbeto a través de una lengua y gestos indescifrables para el profano.




A una señal del kregbeto ese cono de paja, aparentemente inerte empieza a vibrar. Primero sutilmente y después de forma evidente. Y de pronto comienza a desplazarse por el centro de la aldea o poblado. Al principio lentamente, pero después gana velocidad, gira, salta, baila al ritmo de los tambores. En las sociedades secretas zangbeto más veteranas, las coreografías son absolutamente espectaculares.

En algún momento de la exhibición el zangbeto se detiene. A pesar de que se trata, aparentemente, de un montón de paja que no debería pesar más de 10 o 20 kilos, son necesarios 4, 5, 6 o más hombres para levantarlo del suelo mostrando que ha materializado, bajo el, algún animal, o algún objeto, que en ocasiones también se mueve solo… Al mostrar al público el interior del zangbeto, como la caja del diablero de Haiti, todos observan que está vacío. Hasta ese instante, aseguran, era un espíritu y no un humano, quien había dado vida al zangbeto para su danza.

Hasta el siglo XX, como decía, este espectáculo de magia y folclore estaba limitado a los ojos de los nativos. Pero los primeros antropólogos y misioneros que fueron testigos de ese aparente prodigio sobrenatural lo reseñaron en sus crónicas de viaje. 

Existen algunos estudios sobre las sociedades secretas zangbeto, como los de Lous Hunkanrin, en los años 30 del siglo pasado, pero la fama mundial del misterio zangbeto llegó con Youtube.

Fue una revolución. A medida que se abrían rutas turísticas en Benin o Togo, y los turistas que tenían la oportunidad de asistir a algún ritual de zangbeto lo subían a Internet, Youtube comenzó a nutrirse con miles de grabaciones de lo que sus autores calificaban de “misterio inexplicable”.




Basta escribir zangbeto en el buscador, para encontrar miles de vídeos de todo tipo de zangbetos, realizando todo tipo de prodigios, ante los ojos aterrados de los viajeros occidentales.

Exploradores españoles, como Jose Manuel Novoa o Jesús Calleja han incluido las danzas de los zangbetos en sus documentales. En el caso de Calleja, este mismo año 2018 y dentro de la serie de Cuatro “Planeta Calleja”, dedicó un programa a su viaje a Benin con la presentadora y humorista Paz Padilla. Asistieron alucinados a la danza del zangbeto y luego presenciaron, perplejos, como le daban la vuelta apareciendo su interior totalmente vacío. Padilla y Calleja, decían en el programa, podían comprender el temor que inspira entre la población un acto mágico tan inexplicable… 

Ilusionismo vudú

A pesar de que los kregbetos son muy estrictos imponiendo a los turistas o curiosos desde donde pueden tomar imágenes y en qué momento, es imposible controlarlos a todos. Y hoy, gracias a las imágenes que nos han cedido empresas de viajes de aventura como Kasbah Itrán tomadas por ellos mismos a sus viajeros -que amablemente me cedieron para este trabajo-, y a otras similares, podemos descifrar el secreto de los zangbetos.

En varios de esos vídeos y fotografías, ampliando la base, se pueden ver los pies del box-holders, como los denomina Hunkanrin, que se esconde bajo el cono de paja. No son muchas las oportunidades de verlos y hay que rastrear entre miles de imágenes, pero ahí están. 

¿Por qué no dejan huellas en los suelos de tierra batida donde actúan? Porque los flecos del zengbeto, además de ocultar los pies del box-holders, sirven para borrar las huellas que deja, dando la impresión de que el zengbeto levita.

¿Por qué cuando los kregbetos giran el zangbeto, no se ve a nadie en su interior? Existen dos técnicas. En algunos casos se ha preparado un agujero en la tierra, cubierto con ramas y tierra, justo donde se detendrá el zangbeto. El box-holders se oculta en el agujero y los kregbetos pueden incluso quemar el zangbeto, que seguirá moviéndose a través de un cable manipulado desde el escondite. A quienes han visto esta variante les impresiona que el zangbeto continúe bailando al ritmo de los tambores mientras arde… en realidad los tambores se adaptan al ritmo que marca el operador oculto.

Pero, con diferencia, el sistema más habitual es que dentro del zangbeto existe un compartimento secreto donde se oculta el box-holders cuando termina su actuación. Eso explica porque son necesarias 4, 5 o más personas robustas para girar un cono de paja que apenas pesa 20 kilos. Y porque en muchas imágenes se evidencia que el zangbeto pesa mucho más de un lado que de otro.

En ese compartimento, además, se ocultan los animales, muñecos, comida u otros objetos que el zangbeto materializa en algún momento de la actuación. 

En julio de 2018 el desmitificador y amante del ilusionismo Kike Buster publicaba el video definitivo. Durante una exhibición de zangbeto en un festival en Benin se produce una descoordinación entre el box-holders y los kregbetos, que levantan el cono de paja antes de que el humano tenga tiempo de esconderse en el compartimento oculto en el forro del zangbeto.

El hombre de raza negra desnudo, que intenta desesperadamente esconderse del público en el forro del zangbeto se parece mucho al que Miguel Blanco y yo vimos en el interior de aquella caja de diablero haitiano.

Tenía un doble fondo al fondo, donde se ocultaban los objetos materializados y el “diablo” cada vez que el brujo levantaba la sábana, para reaparecer “milagrosamente” durante unas fracciones de segundo. Lo suficiente para generar sorpresa y terror, sin llegar a comprender donde estaba el truco…

Esa es el arma secreta de los brujos, tanto en Haiti como en Benin… el miedo y la sugestión. Pura magia de escenario.

¿Lo sabías? Desde Chavin de Huantar, en Perú, hasta el templo de Abydos en Egipto, pasando por los santones milagreros de India, tras muchos “fenómenos místicos” del pasado se ocultan trucos de ilusionismo…

Las sociedades secretas zangbeto

Según las investigaciones de Louis Hunkanrin sobre las sociedades secretas zangbeto en 1937, el proceso de un aspirante a ingresar en una de estas sociedades debe ser varón. Como en el caso de los abakua cubanos no se admiten mujeres porque, literalmente,“las mujeres no saben mantener los secretos”. Y el secreto es la base del poder de los zangbetos.

El aspirante contactará con un zangan (representante de la sociedad) en su localidad ofrendándole dos botellas de alcohol, y el zangan será quien lo presente en la sociedad. Consultado el oráculo, y si el candidato es aceptado por los espíritus (es decir por el adivino), acudirá a la sociedad acompañado de su padrino para someterse, con los ojos vendados, a su entrevista con el zangbeto. Se le advierte severamente: “Nunca debes revelar a las mujeres, a los niños y a los laicos todo lo que ves aquí” 

Después tendrá que soportar, sin amedrentarse, los bailes, gritos y ruidos que escuchará en la sala de iniciación, mientras el zangbeto “cobra vida” y aparentemente baila, se mueve y le habla, sin que haya nadie en su interior…

Si pasa la prueba debe hacer un juramento solemne, porque “Ahora eres un hombre, un as. Ahora puede conocer secretos desconocidos para los legos”.

Y jurará, bajo pena de muerte, que jamás revelará los secretos del zangbeto.

“Si alguna vez, revelas lo que viste, los fetiches te matarán, tendrás vida infeliz, no tendrás éxito en todo lo que emprenderás, tus mujeres, tus hijos serán infelices y morirán”.

Después cavará un agujero en la tierra –como los que se utilizarán en algunas de las demostraciones “mágicas”- mientras recita: “Puse en este agujero toda profanación, toda indiscreción, todo lo que es contrario a las costumbres, las regulaciones de Zangbeto. Ahora todo está enterrado, estoy purificado”. A partir de ese momento aprenderá el lenguaje y las contraseñas secretas de los zangbetos, para dar indicaciones durante las exhibiciones mágicas…

El poder del miedo 

Más allá del baile o el folclore, los zangbetos cumplen una función social. Durante siglos fueron los encargados de hacer el trabajo de la inexistente policía en las aldeas más remotas de Benin, patrullando las calles durante la noche para perseguir y aterrorizar a los delincuentes, las brujas y los maleantes. Zangbeto significa, literalmente, “guardián de la noche”.

Hoy colaboran con la UNESCO en la protección de los manglares, la fauna y la flora local, atemorizando a los furtivos. Los zangbetos son el mejor ejemplo de que un árbol malo puede dar frutos buenos. Un embuste mágico, elaborado con un sofisticado truco de ilusionismo, ayuda a mantener la armonía social en las aldeas de África, a través del miedo que infunde.



Leave a Reply

Agradezco tu comentario. Solo se publicarán los mensajes escritos correctamente y que no adjunten enlaces.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

FLORINDA DONNER: EL COLIBRÍ DE CARLOS CASTANEDA

En 1970 una nueva alumna se había incorporado a la facultad de antropología de UCLA. Menuda, sonriente, de ojos azules y cabello rub...

Etiquetas

Abydos Aerostatos Agra Aleister Crowley Alejandro Agostilli Amaury Rivera Amor André Ballesteros Andrés Ballesteros Andrija Puharich Ángeles Anomalías Anselm Turmeda Antón Szandor LaVey Antonio José Alés Antropología ARP Arqueología Asesinos Aura Avistamientos Bélgica Biblia Brujos Bruno Cardeñosa Budismo California Cao Dai Caras de Bélmez Carlos Castaneda Cartago Casas Encantadas Caso Galdar Caso Mano Cortada Caso Petit-Rechain Causas Solidarias Chamanismo Clara Tahoces Comandante Antonio Munáiz Conspiraciones Contactados Contacto Extraterrestre Corea del Sur Coronel Robert Ressler Criaturas Sobrenaturales criminalidad esoterica Criminalidad Esotérica criminalidad y religión Criminología Crop Circles Cuentos Curanderos David Guerrero Guevara Debates Desapariciones Misteriosas Diluvio Dioses Divulgadores Djinns Dr. Alejandro Parra Dragonfly ECM Egipto El Curandero de Campanillas EL OJO CRÍTICO El Secreto de los Dioses Energías Enrique de Vicente Entrevistas EOC Escépticos Esoterismo Espías Espiritismo Eugenio Siragusa Exorcismos Falsos Misterios fantasmas Fernando Rueda Florinda Donner Fotos Paranormales Fraternidad Cósmica Fraudes y Estafas Esotéricas Galicia Ganges Giorgio Bongiovanni Gracia guardia civil Guatemala Gulf Breeze Haití Helena Petrovna Blavatsky Herbert Thurston Hermanos de UMMO Himalaya Hombres Leopardo Hombres Lobo Humanoide de Penamoa Iglesia Católica Ignacio Darnaude Illuminati ilusionismo In Memoriam India Investigadores Islam J.J. Benitez Jainismo Javier Sierra Jeroglifos Jesús de Nazaret Jim Woodman Jinns Jonathan Reed Jose Luis Jordán Peña José Manuel Garcia Bautista Juan Alberto Perote Juan Pablo II Kama Sutra La Ballena Alegre La Ruta de la Luz La Santa Muerte La Vida Secreta de Carlos Castaneda Lago Uureg Latinoamérica Leyendas y Tradiciones libros Luces Rojas Luis Alfonso Gámez Magia Malawi Mancias Manuel Blanco Romasanta Manuel Delgado Mapas Maravillas del Mundo Margarita Ruíz de Lihory María Gomez Cámara María Lionza María Reiche Marie Besnard Masonería Mauritania Meigas Mentalismo MEO Miguel Pedrero Mikel Lejarza "El Lobo" Milagros Misterios Misterios de la Antigüedad Misticismo Mitos Universales Mongolia Monstruos Marinos Museo de la Muerte Nazca New Age Nina Kulagina Niños Noticias OVNI Oleada Gallega Omm Seti Orbes Ovnis Padre Pilón Paganismo Palacio de Linares Paracas Parapsicología Pedro P. Canto Películas Peligros del Ocultismo Periodistas del Misterio Personajes Famosos Perú Petroglifos Piedras de Ica Pinturas Rupestres Pirovasia Poderes Paranormales Poltergeist Portugal Posesiones Profesor Reverte Coma Reflexiones Religiones Religiones Afro-americanas Revistas del Mundo del Misterio Rituales Robbert Van Den Broeke Rumanía Rusia Sábana Santa Sai Baba Salvador Freixedo Sanadores Santa Compaña Santo Sudario Santos Santuarios Satanismo Sectas Sentencias Judiciales Seres del Más Allá Sijismo sociología criminal Stella Rimington Taj Mahal Telepatía Teleplástias Testigos Tikal Top Secret Túnez UFO LEAKS Ufología UMMO Uri Geller Vampiros Viaje Astral Viajes videncias Videntes videos Vietnan Vimanas Vudú Yeti Yezidis Zangbetos Zombis

.

.

.

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!