HAITÍ RESPIRA MIEDO: EL GRAN SECRETO DE LOS ZOMBIES


Haití respira miedo

Algunos de los bokor y houngans que hemos conocido en Haití como Manuel Elié o Tony Guelín nos han mostrado las botellas blancas en las que conservan –al menos eso creen allí- las almas de los hombres zombificados. Permitieron, incluso, que fotografiásemos estos recipientes de vidrio que tanto terror despiertan entre los haitianos, convencidos de que su interior conserva el espíritu de los no muertos esclavizados por los bokor, tan poco propensos a divulgar sus “fórmulas mágicas” como bien dispuestos a servir en bandeja de plata “escarmientos” a quienes busquemos la solución al misterio. Algo que quisieron hacer con el autor tras un reportaje, tras el cual –me aseguraron- los bokor enviaron sus mensajeros a España para darme el “merecido” castigo. Claro, que uno ya toma sus medidas, y en mi último viaje al país del vudú, en compañía del periodista radiofónico Miguel Blanco, contratamos un seguro especial en el cual se especificaba que en caso de muerte nuestros cuerpos sin vida serían inmediatamente repatriados a España sin practicar la autopsia de rigor. 




Haití, a cada paso, respira temor. En sus aldeas los camposantos se reducen a nichos familiares que se encuentran frente a las viviendas de los suyos para de esta forma vigilar que ningún brujo se haga con los cuerpos de los fallecidos. Más aún, en algunos lugares someten al cadáver de un pariente o amigo a una “segunda muerte” que consiste en el acuchillamiento o decapitación del cuerpo del difunto para que no pueda ser, bajo ningún concepto, transformado en zombi. A veces, los cadáveres son enterrados boca abajo o cuando menos, la costumbre haitiana recomienda sepultar al difunto con una bolsita de semillas o una aguja rota e hilo de modo que, en caso de que el fallecido despierte convertido en zombi, se entretenga contando las semillas o enhebrando la aguja en el interior mismo del ataúd. 

En definitiva, para la gran mayoría del pueblo haitiano, los zombis son producto de una suerte de ritos mágicos. Sin embargo, existe una explicación mucho más razonable. Su nombre, el de un producto químico: la tetrododoxina.

El gran secreto

Cuando el etnobiólogo Wade Davis consiguió una beca de la Universidad de Harvard para estudiar los zombis de Haití, partió hasta allí animado por los rumores que circulaban en la isla en torno a un veneno cuya fórmula sólo conocían los más poderosos bokor. Esta sustancia escondería el secreto de los “muertos vivientes” y del polvo zombi –llamado allí poudré- con el cual los brujos llevarían a cabo sus rituales. Explican ellos que esta sustancia está compuesta por algunos elementos básicos como semillas y plantas, secrecciones animales e, incluso, ingredientes de origen humano.

No parece existir unanimidad al respecto. Análisis químicos efectuados en diferentes zonas del país han revelado que la composición del polvo zombi difiere de una zona a otra, pero parece existir un denominador común a todas las fórmulas, y ese elemento es, como acabamos de señalar, la tetrodotoxina, una droga 60.000 veces más potente que la cocaína y 500 más que el cianuro.


Este veneno se encuentra abundantemente en el hígado, piel y ovarios del pez globo, tan común en el Caribe. Davis consiguió sobornar a varios bokor para que le entregasen muestras del veneno zombi, que posteriormente serían analizadas confirmando todas las sospechas: el elemento clave del poudré es la tetrodotoxina. Así, a la luz de estos hallazgos, el polvo zombi se convertiría en una suerte de potente anestésico capaz de llevar a un hombre al borde de la muerte sin llegar a cruzar el umbral, pero –aparentemente- presentando un estado catatónico. Si a ello unimos la posible amnesia o una encefalopatía letárgica hipertensiva debida a los efectos tóxicos de la tetradotoxina, podremos comprender el estado físico-psicológico de total abandono y sometimiento hacia el bokor por parte de la víctima de la zombificación, a quien se le habría depositado el polvo en el suelo de su casa o espolvoreado la nariz con el mismo.


Categories: , ,

Leave a Reply

Agradezco tu comentario. Solo se publicarán los mensajes escritos correctamente y que no adjunten enlaces.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

FLORINDA DONNER: EL COLIBRÍ DE CARLOS CASTANEDA

En 1970 una nueva alumna se había incorporado a la facultad de antropología de UCLA. Menuda, sonriente, de ojos azules y cabello rub...

Etiquetas

Abydos Aerostatos Agra Aleister Crowley Alejandro Agostilli Amaury Rivera Amor André Ballesteros Andrés Ballesteros Andrija Puharich Ángeles Anomalías Anselm Turmeda Antón Szandor LaVey Antonio José Alés Antropología Apariciones Marianas ARP Arqueología Asesinos Aura Avistamientos Bélgica Biblia Brujos Bruno Cardeñosa Budismo California Cao Dai Caras de Bélmez Carlos Castaneda Cartago Casas Encantadas Caso Galdar Caso Mano Cortada Caso Petit-Rechain Causas Solidarias Chamanismo Charles Manson Clara Tahoces CNI Comandante Antonio Munáiz Conspiraciones Contactados Contacto Extraterrestre Corea del Sur Coronel Robert Ressler Criaturas Sobrenaturales Crimen Ritual y Rito Criminal criminalidad esoterica Criminalidad Esotérica criminalidad y religión Criminología Crop Circles Cuadernos de Campo Cuba Cuentos Curanderos David Cuevas David Guerrero Guevara Debates Desapariciones Misteriosas Diluvio Dioses Divulgadores Djinns Dr. Alejandro Parra Dragonfly ECM Egipto El Curandero de Campanillas EL OJO CRÍTICO El Secreto de los Dioses Energías Enrique de Vicente Entrevistas EOC Escépticos Esoterismo Espías Espiritismo Eugenio Siragusa Exorcismos Falsos Misterios fantasmas Fernando Rueda Fidel Castro Florinda Donner Fotos Paranormales Fragmentos De Libros Fraternidad Cósmica Fraudes y Estafas Esotéricas Galicia Ganges Giorgio Bongiovanni Gracia guardia civil Guatemala Gulf Breeze Haití Helena Petrovna Blavatsky Herbert Thurston Hermanos de UMMO Himalaya Hombres Leopardo Hombres Lobo Humanoide de Penamoa Iglesia Católica Ignacio Darnaude Illuminati ilusionismo In Memoriam India Investigadores Islam J.J. Benitez Jainismo Javier Sierra Jeroglifos Jesús de Nazaret Jim Woodman Jinns Jonathan Reed Jose Luis Jordán Peña José Manuel Garcia Bautista Juan Alberto Perote Juan Pablo II Kama Sutra La Ballena Alegre La Ruta de la Luz La Santa Muerte La Vida Secreta de Carlos Castaneda Lago Uureg Latinoamérica Leyendas y Tradiciones libros Luces Rojas Luis Alfonso Gámez Magia Malawi Mancias Manuel Blanco Romasanta Manuel Delgado Mapas Maravillas del Mundo Margarita Ruíz de Lihory María Gomez Cámara María Lionza María Reiche Marie Besnard Mario Conde Masonería Mauritania Meigas Mentalismo MEO Miguel Angel Santano Miguel Pedrero Mikel Lejarza "El Lobo" Milagros Misterios Misterios de la Antigüedad Misticismo Mitos Universales Moisés Garrido Mongolia Monstruos Marinos Museo de la Muerte Nazca New Age Nina Kulagina Niños Noticias OVNI Oleada Gallega Omm Seti Opiniones Orbes Ovnis Padre Pilón Paganismo Palacio de Linares Paracas Parapsicología Pedro P. Canto Películas Peligros del Ocultismo Periodistas del Misterio Personajes Famosos Perú Petroglifos Piedras de Ica Pinturas Rupestres Pirovasia Poderes Paranormales Policía Poltergeist Portugal Posesiones Profesor Reverte Coma Prólogos Psiquiatría Reflexiones Religiones Religiones Afro-americanas Revistas del Mundo del Misterio Rituales Robbert Van Den Broeke Roswell Rumanía Rusia Sábana Santa Sai Baba Salvador Freixedo Sanadores Santa Compaña Santo Sudario Santos Santuarios Satanismo Sectas Sentencias Judiciales Seres del Más Allá Series de Tv Sijismo sociología criminal Stella Rimington Stephen Hawking Taj Mahal Telepatía Teleplástias Testigos Tikal Top Secret Túnez UFO LEAKS Ufología UMMO Uri Geller Vampiros Viaje Astral Viajes videncias Videntes videos Vietnan Vimanas Vudú Yeti Yezidis Zangbetos Zombis

.

.

.

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!