NEW AGE: LAS SECTAS DEL PRINCIPIO DEL MUNDO



En numerosas ocasiones hemos cuestionado al movimiento denominado Nueva Era, y con un profundo sentido crítico hemos revisado sus contradicciones, sin embargo, justo es reconocer, que dentro de este extenso colectivo se sectas, logias, agrupaciones y ONGs subyace un espíritu frontalmente enfrentado a las llamadas sectas apocalípticas.

El fin de milenio ha multiplicado la proliferación de grupos sectarios, mas o menos peligrosos, de corte apocalíptico y milenarista. Grupos cuyo integrismo religioso o esotérico, ha desatado en los últimos años episodios tan dramáticos como los suicidios colectivos de La Iglesia del Pueblo en la Guyana o la Heaven Gate en Estados Unidos; pero también atentados masivos, como el de la Iglesia de la Verdad Suprema en el metro de Tokio; enfrentamientos armados en con la policía, como la Iglesia de los Davidianos de Wacco; o convinaciones de crímenes y suicidios, como en el caso de la Orden del Templo Solar, en Canadá, Francia y Suiza.




Estos actos tan espeluznantes son producto de una fe ciega en creencias esotéricas o religiosas fanatizadas. Pero existen otros grupos, de creencias no menos radicales, pero que han enfocado el cambio de milenio desde una perspectiva radicalmente opuesta.

El cuerpo doctrinal, y el fondo ideológico de estos dos tipos de grupos, es básicamente el mismo, sin embargo su enfoque del milenio es contrapuesto. No se trata ya de que, además de las llamada sectas destructivas, existan también las sectas constructivas. Quisiera ir un poco más allá. Es que, incluso dentro de las catalogadas como sectas destructivas, existen también actividades absolutamente contructivas y esperanzadores.

Para estos grupos, el año 2001, no es el año del fin del mundo, sino todo lo contrario. El primer año 2001 es el año del principio del mundo. El principio de una nueva era de armonía, solidaridad y prosperidad entre los hombres.

Sería extraordinario analizar, desde un punto de vista sociológico, antropológico y psicológico, la ansiedad que produce esa barrera, ese muro, esa frontera cronológica que separa el segundo milenio del tercero. Y no menos interesante sería analizar ese afán suicida, y autodestructivo, de los colectivos religiosos que proclaman apasionadamente el inminente fin del mundo.

Y es que, aunque dichos grupos afirmen que sus anuncios apocalípticos pretenden alertar al hombre contra su comportamiento con la ecología, el ecosistema, etc., en realidad en todos ellos subyace un inconsciente y apasionado deseo de que tales profecías apocalípticas se cumplan. Aunque sólo sea para poder gritar a los cuatro vientos: ¡Os lo advertí! ¡Yo estoy en la Verdad y no quisisteis escucharme...!

LAS SECTAS "CONSTRUCTIVAS"

Con la misma pasión con que los suicidas de Heaven Gate creían en la vida extraterrestre y en el origen alienígena de los OVNIs, creen en esas mismas cosas los componentes de Humanidad Solar, un colectivo de contacto OVNI formado por ex-componentes de la Misión Rama (grupo fundado en Perú por los hermanos Sixto y Carlos Paz), y del Centro de Estudios Fraternidad Cósmica (Fundado en Italia por Eugenio Siragusa).

Pero los componentes de Humanidad Solar jamás pensaron que el suicidio colectivo fuese la mejor manera de ejecutar los mensajes espirituales que sus "antenas" (los receptores de los comunicados, supuestamente extraterrestres, a través de la telepatía) recibían en sus textos psicográficos o vasográficos.

Dichos mensajes, en esencia, no se diferenciaban demasiado de los recibidos por los componentes de Heaven Gate. En ambos se planteaba una historia del planeta, colonizado por extraterrestres, más o menos similar. En ambos se hacia una revisión de los textos bíblicos parecida, convirtiendo en naves alienígenas todos los fenómenos astrónomicos descritos por los hangiógrafos, y haciendo a los ángeles de ayer extraterrestres de hoy. También son muy similares sus advertencias contra la contaminación atmosférica, la energía nuclear, la carrera armamentística, el deterioro de la capa de ozono, etc... Entonces, ¿que es lo que diferencia tanto a grupos de culto OVNI como Heaven Gate y Humanidad Solar?

Mientras Heaven Gate decidió que la mejor alternativa para afrontar el supuesto Apocalipsis era desencarnar, y viajar a la nave oculta en la cola de cometa Hale-Bop, los miembros de Humanidad Solar decidieron ejecutar inmediatamente el consejo que se repite, hasta la saciedad, en todos los mensajes espirituales de todos los grupos religiosos o esotéricos del mundo: Ama.


Y de esta forma, los componentes de Humanidad Solar dejaron de dedicar su tiempo a garabatear mensajes psicográficos en un trozo de papel, y fundaron un albergue para toxicómanos y delincuentes en las afueras de la ciudad de La Coruña.

Continúan siendo tan fervorosamente creyentes en la realidad extraterrestre, como cuando recibieron su primera comunicación telepática. Asisten todavía, de vez en cuando, a los avistamientos previa cita establecidos por sus "guías del espacio". Pero ya no dedican su tiempo libre a las conjeturas vacías, sino que practican una espiritualidad social en permanente acción.

Los componente de ADRA son cristianos pertenecientes a la Iglesia Adventista del Séptimo Día. El origen histórico de sus creencias es el exactamente el mismo que el de los Davidianos de Wacco, seguidores de David Koresh. 

En el cuerpo doctrinal de su teología, de tipo protestante, se encuentran los mismos dogmas y principios fundamentales que aceptaban ciegamente los seguidores de Koresh. Sin embargo los miembros adventistas de ADRA no almacenan armas para defenderse de las hordas del Diablo, en quien creen a pies juntillas, en el supuesto Apocalipsis que se avecina; dogma que también aceptan.

Por el contrario, ADRA sustituye las armas por medicamentos; las bombas por juguetes; los chalecos antibalas por cajas de mantas... ADRA es una de las pocas organizaciones no gubernamentales (ONGs) que trabaja con los orfanatos de Rumanía, en los que se apilan miles de niños abandonados a su suerte, para los que el Apocalipsis llegó ya hace años.

Mientras los adventistas-davidianos de Wacco se mataban a tiros con los agentes de la ATF y el FBI, los adventistas de ADRA repartían comida, juguetes y medicinas entre los niños rumanos menos afortunados. Cierto es, no obstante, que a su ayuda económica a esos niños acompaña una formación religiosa dentro de los límites del credo de los Adventistas del Septimo Dia, pero sin duda, si esos pequeños no fuesen curados de sus enfermedades o alimentados por ADRA, no podrían crecer en el protestantismo, ni en ninguna otra filosofía. Simplemente habrían muerto de hambre, de frío o a causa de cualquiera de las enfermedades que diezma la población infantil en la tierra del Conde Drácula.




Leave a Reply

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

EL SECRETO DE LOS DIOSES

Hace ya varios años que un grupo de investigadores soviéticos presentaron esta teoría en un congreso mundial de arte rupestre celebrado...

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!