D. OSCAR REY BREA "EL GALLEGO SABIO"

D. OSCAR REY BREA "EL GALLEGO SABIO"
HOMENAJE DE MANUEL CARBALLAL EN EL 1º CENTENARIO DE SU NACIMIENTO

El Último libro de Manuel Carballal ¡¡YA A LA VENTA!!

"EL GALLEGO SABIO. Óscar Rey Brea: el hombre que descubrió los OVNIs". CARTA AL LECTOR.

MECÁNICA Y ÓPTICA: EL GRAN SECRETO DE LA FOTO PARANORMAL


Cuando el usuario de una cámara fotográfica decide tomar una foto, puede regular la velocidad de opturación y la apertura del diafragma. Lógicamente si quiere fotografiar una escena en movimiento usará una velocidad rápida, lo que hará que las cortinillas del objetivo se abran y cierren muy deprisa para congelar la imagen. Para hacer estas fotos necesitará un flash potente o que haya mucha luz solar, ya que lógicamente la velocidad rápida hace que entre poca luz para impresionar la emulsión del negativo. 



Por el contrario, si quiere usar una velocidad lenta, por ejemplo en un interior, o en paisajes con poca luz, como una puesta de sol o las estrellas, abrirá el diagragma al máximo para que entre mucha luz, y utilizará una velocidad muy lenta. 

Incluso, usando la llamada “Posición B” que tienen casi todas las cámaras modernas, podrá dejar el opturador abierto durante todo el tiempo que desee, por ejemplo si quiere fotografiar el movimiento de las estrellas en el cielo. En esta posición las estrellas, al moverse en el firmamento, dejan un surco luminoso en la foto, seguro que el lector ha visto muchas imágenes así. 

Estas breves nociones sobre el funcionamiento de una cámara son imprescindibles para comprender el siguiente concepto; una de las mayores fuentes de “fotos paranormales”.

Los profesionales de la fotografía, y sobretodo los técnicos como Justo Guisasola, han escuchado las quejas de muchos usuarios novatos que protestaban porque su cámara “funciona mal y hace fotos defectuosas”. Con frecuencia esos fallos son debidos al mal uso de la cámara. Por ejemplo, es muy frecuente que un usuario coloque la cámara en “Posición B” (lo que deja el opturador abierto) para tomar una foto de noche con flash. Al pulsar el botón, la cámara dispara el flash, con lo cual en el fotograma del negativo se impresiona una imagen correcta.

Imaginemos, por ejemplo, que ha fotografiado una estatua de la Virgen en un enclave de apariciones marianas en Italia. Sin embargo el opturador no se ha cerrado, y al retirar la cámara, el movimiento de la misma hace que la luz de las velas que rodean la figura de la Virgen continúe entrando por el objetivo, dibujando sobre el negativo el movimiento que ha hecho la mano al bajar la cámara de la cara y llevarla al lado del cuerpo o colocarla sobre una mesa… Existen en nuestros archivos cientos de supuestas fotos paranormales similares.




No olvidemos que la emulsión del carrete se impresiona por la luz, y un foco de luz (mechero, linterna, vela, foco de coche, estrella, antorcha, reflejo en un espejo, etc) dibujará un trazo luminoso en el negativo, si la velocidad de opturación es suficientemente lenta. Esos trazos luminosos no son vistos por el fotógrafo, que quizás ni siquiera ha reparado en la existencia de una farola lejana, una vela o un pequeña bombilla en el campo de visión de la foto que ha tomado. Solo al revelar el carrete descubrirá con asombro la caprichosa imagen.

Sin llegar a esa espectacularidad, un simple fallo de sincronismo entre flash y opturador, puede hacer que en una foto tomada a un amigo, junto a la imagen clara y nítida del modelo, aparezca una segunda imagen más borrosa y movida, como un “aura” o “fantasma”.

Justo Guisasola nos detalla otro fallo que ha localizado con frecuencia entre los miles de cámaras que han pasado por su taller-laboratorio:

“Supongamos -explica Guisasola a EOC- que las ruedas dentadas que arrastran el carrete dentro de la cámara, a medida que vas tomando fotos, tienen un diente roto. Eso puede provocar que, cada equis fotos, el carrete se trabe y un fotograma no avance en el rebobinado después de ser tomada la foto. Eso provoca una doble, triple o múltiple exposición. Tu no ves nada raro al tomar las fotos, pero al revelar el carrete aparecerán montadas y superpuestas varias imágenes…”.

En mis archivos conservo muchas fotos facilitadas por contactados o “psíquicos” en las que se aprecia claramente este efecto. En dos imágenes que me fueron remitidas por un contactado OVNI vasco se aprecia claramente la triple exposición en unas fotos tomadas al sol en un bosque, montadas sobre la foto de una cama…

Ahorraré al lector la insólita interpretación esotérica que el autor de la foto hacía de ese “milagro”, sin duda provocado por los extraterrestres. Para él, el mensaje que le querían trasmitir estaba relacionado con el prodigio del “doble sol” y con la energía sexual del tantra… (lo del tantra lo decía por la “cama fantasmal”). Curiosamente en ese mismo carrete se le repitió el prodigio… solo que esta vez aparecían superpuestas en la exposición múltiple, el sol, la cama, un crucifijo… y una colosal paella… no soy capaz de imaginar que querían trasmitirle los extraterrestres con esta esotérico-tántrica-crístico- gastronómica fotografía…

Para Manuel Fernández, conocido analista fotográfico afincado en EEUU, con quien EOC se ha entrevistado en varias ocasiones, la doble-exposición es una de las mayores responsables de “fotos paranormales” recientes, ya que muchas cámaras modernas disponen de una opción para este efecto. A veces el usuario no recuerda haber activado esta posición en la cámara y sin quererlo produce dobles o multi-exposiciones:

“En las cámaras compactas más modernas -añade Guisasola- si por algún fallo de lectura no llega al microprocesador la información de que la foto ha sido tomada, se puede repetir esa fotografía dos o más veces en el mismo fotograma, creando multi-exposiciones…”

Es técnicamente posible incluso, que un amigo o familiar tome una foto activando el sistema de doble-exposición (o en las cámaras antiguas rebobinando manualmente un fotograma) y entregue la cámara al propietario sin advertirle de la broma. Cuando el inocente usuario continúe haciendo fotos y revele el carrete, se encontrará la sorpresa.

En algunos casos investigados por quien esto escribe, como el fraude del aterrizaje de un “ovni ummita” en La Coruña, en 1974, el propietario de la cámara no sabía que el falso contactado -compañero de vestuario en el gimnasio y autor del fraude- había tomado fotos fraudulentas sin su permiso con su máquina, y al terminar su carrete y revelarlo se encontró con insólitas imágenes que él no había tomado..

Más aún, según los técnicos fotográficos consultados por EOC, algunas de las imágenes más famosas de la historia de la parapsicología, como las archiconocidas “hadas” fotografiadas en la Inglaterra de 1917, por Elsie Wright y su prima Francés Griffiths, podían ser fruto de esa técnica de doble o triple exposición. 



Comentarios

EL GALLEGO SABIO. Oscar Rey Brea. El Hombre que descubrió los OVNIS.

EL GALLEGO SABIO. Oscar Rey Brea. El Hombre que descubrió los OVNIS.
Comprar Libro.

UAPs: EL SECRETO. Historia de la aeronáutica no convencional.

UAPs: EL SECRETO. Historia de la aeronáutica no convencional.
Comprar Libro

LA VIDA SECRETA DE CARLOS CASTANEDA

LA VIDA SECRETA DE CARLOS CASTANEDA
Comprar Libro

CUADERNO DE CAMPO Nº 9. MEIGAS: LAS BRUJAS SABIAS

CUADERNO DE CAMPO Nº 9. MEIGAS: LAS BRUJAS SABIAS
Comprar libro

CUADERNO DE CAMPO Nº 8. EXTRATERRESTRES EN LA ANTIGÜEDAD... O NO.

CUADERNO DE CAMPO Nº 8.  EXTRATERRESTRES EN LA ANTIGÜEDAD... O NO.
Comprar Libro

REVISTA EL OJO CRÍTICO

REVISTA EL OJO CRÍTICO
Descarga Gratuita


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *