¡¡FELICES FIESTAS OS DESEA EL OJO CRÍTICO!!

¡¡FELICES FIESTAS OS DESEA EL OJO CRÍTICO!!

ESTA NAVIDAD REGALA: RESPUESTAS

MÉDIUMS VERSUS ESPÍAS


Stella Rimington ingresó en el servicio secreto británico en 1965. Tras una carrera impecable terminó por convertirse en la primera mujer que dirigía un servicio secreto europeo, desde 1992 a 1996. El personaje de “M”, la inmediata superior de 007 en la ficción, que interpreta la actriz Judi Dench, esta directamente inspirado en ella. 



Una de sus aportaciones al espionaje europeo fue la creación del primer departamento dedicado a la captación de fuentes de información. Según me confesó en su día, su departamento captó con especial interés a religiosos de distintos credos como excelentes colaboradores. Pero el MI5 no fue el primero en descubrir el potencial que tienen las religiones para modernas operaciones de espionaje…

En su libro “Operaciones Secretas: Las acciones más sucias del espionaje mundial” (Esfera, 2003), el prestigioso periodista especializado en temas de inteligencia Fernando Rueda, subdirector del semanario Interviú, incluye un capítulo titulado “Fenómenos Sobrenaturales” sobre este tema. Tras dedicar inmerecidos elogios a mis investigaciones en el capo de las Operaciones Psicológicas, Rueda relata uno de los mejores ejemplos de falsificación de un “milagro” con fines militares. 

Ocurrió en Tibet, justo cuando las tropas chinas habían cercado al obstinado Tenzin Giatso, Dalai Lama de Tibet, en el palacio de Norbulingka. El Dalai Lama se negaba a abandonar el país, y 50.000 monjes y civiles le hacían de escudos humanos impidiendo la entrada de los chinos, que le habían dado un ultimátum para que se entregase, o bombardearían a su pueblo. Giatso ignoraba que tiempo antes su hermano había acudido a los EEUU pidiendo ayuda contra la ocupación china, y que agentes de la CIA ya trabajaban en Tibet clandestinamente, en su lucha internacional contra el comunismo. 

Uno de aquellos agentes, del que solo sabemos que tenía 30 años y seguía instrucciones directas de Allen Dulles –director de la CIA en aquel momento-, había elaborado un plan para “engañar” al Dalai Lama y forzarle a salir de Tibet antes de la ultima ofensiva china. El agente de la CIA había instruido a Lobsang Jigme, el “kuten” (médium) del monasterio, y único monje que podía contactar con el oráculo de Nechung para que falsease el trance y transmitiese al desesperado Dalai Lama lo que la CIA quería que hiciese… 

El “kuten” Lobsang Jigme continuó ejerciendo como médium del Dalai Lama hasta su muerte, en 1984, heredando posteriormente este honor el venerable monje Thupten Ngodup, que lo ostenta todavía, pero nunca reveló que el “espíritu” que habló por su boca, para convencer al Dalai Lama de que huyese a India, no era de origen divino… sino un agente de la CIA. 



Por todo lo expuesto, y porque jefes de estado como el Dalai Lama, François Mitterrand o Ronald Reagan han sido y serán objetivos de espionaje para cualquier servicio secreto extranjero, es evidente el interés que pueden tener los servicios de información en videntes, médiums y parapsicólogos, incluso sin que la realidad o no de sus facultades paranormales tenga la menor importancia.

Y eso es lo que debían pensar los agentes del CESID, actual CNI, que relataron a Pilar Urbano, autora de “Yo entré en el CESID” (Plaza y Janés, 1997) su aventura con “el polaco”. Según me explicó Urbano, un nuevo jefe de claves había sido destinado a la embajada de Polonia en Madrid, en pleno desmembramiento soviético. Los espías españoles, como siempre, intentaron encontrar puntos flacos en el diplomático, que resultaba inmune a la tentación de drogas, alcohol, prostitutas, etc. Sin embargo tenía una debilidad. Como Reagan o Mitterrand, a “el polaco” le encantaba el mundo esotérico, así que dos agentes operativos del CESID se infiltraron en el mundillo de las embajadas, haciéndose pasar por empresarios dispuestos a invertir en la nueva Polonia. 

Cuando coincidieron “casualmente” con el diplomático le hablaron de una conocida vidente española, previamente captada por “La Casa”, como Lobsang Jigme lo fue por la CIA, a la que el CESID facilitaba información privilegiada que no saldría en prensa hasta días mas tarde, y que ella haría pasar por prueba de sus “premoniciones” ante el diplomático para ganarse su confianza. De esta forma el CESID, como bien señala Pilar Urbano, abrió una vía de influencia para desinformar a la embajada polaca, al tiempo que podía obtener información sensible de su nuevo jefe de claves… 

Desde este planteamiento, hasta el más escéptico comprenderá lo extremadamente útiles que pueden resultar las creencias paranormales para un campo como el espionaje. Por eso, cuando el lector descubra que el jefe de los agentes operativos del CESID, ex Coronel Juan Alberto Perote, encabezó la visita de espías españoles a la Sociedad Española de Parapsicología, en busca de algún “telépata” que pudiese trabajar con nuestro servicio secreto, ya no le cogerá desprevenido…


Comentarios

EL GALLEGO SABIO. Oscar Rey Brea. El Hombre que descubrió los OVNIS.

EL GALLEGO SABIO. Oscar Rey Brea. El Hombre que descubrió los OVNIS.
Comprar Libro.

UAPs: EL SECRETO. Historia de la aeronáutica no convencional.

UAPs: EL SECRETO. Historia de la aeronáutica no convencional.
Comprar Libro

LA VIDA SECRETA DE CARLOS CASTANEDA

LA VIDA SECRETA DE CARLOS CASTANEDA
Comprar Libro

CUADERNO DE CAMPO Nº 9. MEIGAS: LAS BRUJAS SABIAS

CUADERNO DE CAMPO Nº 9. MEIGAS: LAS BRUJAS SABIAS
Comprar libro

CUADERNO DE CAMPO Nº 8. EXTRATERRESTRES EN LA ANTIGÜEDAD... O NO.

CUADERNO DE CAMPO Nº 8.  EXTRATERRESTRES EN LA ANTIGÜEDAD... O NO.
Comprar Libro

REVISTA EL OJO CRÍTICO

REVISTA EL OJO CRÍTICO
Descarga Gratuita


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *