UN PRODUCTO COMERCIAL LLAMADO MISTERIO



En 1995 ocurrió algo que, sin duda, supuso el primer paso de mi particular viaje al desencanto que culminaría, tres años después, con “La prostitución del periodismo paranormal”. Javier Sierra había dejado temporalmente Más Allá para unirse a Año Cero (aunque regresaría años después), y tras el repunte comercial que supuso para ambas revistas el asunto de la autopsia de Roswell (Año Cero vendió 55.641 ejemplares de su portada con el supuesto humanoide alienígena y Más Allá 70.908 ese mismo mes), el entonces director, José Antonio Campoy, me pidió que viajase a Madrid para proponerme una colaboración.




La revista había llegado a un acuerdo con el programa “En directo contigo” de Telecinco, presentado por Belén Rueda, para tratar temas de misterio con uno de sus colaboradores regularmente, potenciando así las ventas de la revista. Y yo había sido el escogido por el director y los editores. 

El editor viajó desde Barcelona para acompañarme al primer programa. Íbamos en el coche, junto con Campoy, para grabar la primera colaboración que trataría sobre el tema de Roswell, y por primera vez en mi vida (me ha ocurrido pocas veces), se creó un conflicto de intereses. 

Discutimos. Los editores de Más Allá pretendían que yo defendiese, en el programa de Belén Rueda, la línea editorial de la cabecera. Pero yo siempre supuse que el caso Roswell (no solo la autopsia) era un fraude… Y en fragor de la discusión, mientras el coche estaba llegando ya a las instalaciones de Telecinco, concluí con un ultimátum: “Yo puedo decir que, para Más Allá tal o cual tema es auténtico… pero que yo, personalmente, creo que no. Es lo más que puedo hacer”. Y aceptaron. Supongo que porque no había nadie más a mano para cumplir el compromiso con Belén Rueda… 

Debo agradecer a la dirección y edición de Más Allá que no volvieran a intentar presionarme. Pero, como veteranos profesionales del sector, sabían lo que se hacían. Cuando Más Allá decidió cambiar la línea editorial y denunciar el fraude de Roswell, en oposición a la línea de Año Cero, las cifras cayeron a los 49.808 ejemplares vendidos… Los lectores querían “soñar” y “pasar miedo” con los aliens de Roswell, no la realidad. Y a los editores tampoco les preocupa la realidad, sino vender ejemplares. Esa es su función. Y no es nada personal. 

La editorial de Más Allá, MC Ediciones, publicaba al mismo tiempo revistas sobre yates, música, animales… El misterio era solo uno más de sus productos. Como dije antes, el fútbol es un deporte, pero también una industria comercial. Lo mismo ocurre con el misterio. Prueba de ello es que conocidos divulgadores, como Alfonso Trinidad, Pablo Moreira, Manuel Delgado, Sebastián D´arbó, etc, son al mismo tempo emprendedores empresariales que ofertan todo tipo de servicios relacionados con el misterio en sus respectivas empresas: rutas mágicas, teléfonos de Tarot, ferias esotéricas, etc. Tan lícito o ilícito, en principio, como todas las ofertas de productos de todo tipo con que nos bombardea diariamente la publicidad. 

Pero mientras algunos estafadores han conseguido hacerse ricos vendiendo talismanes, viajes “mágicos”, fetiches y soluciones sobrenaturales, presentándolos como remedios infalibles a todos los problemas, otros, tan ricos ya que no temen decir la verdad, como el ateo confeso Ricardo Salas (dueño de las tiendas Santería La Milagrosa), reconocen con desparpajo que sus productos no tienen ningún poder más allá del de la sugestión del cliente. Ojalá todos los empresarios del misterio fuesen tan honestos… 


Viajes iniciáticos, ferias esotéricas, “Universidades” de parapsicología, rutas del misterio, plataformas multimedia, teléfonos astrológicos, editoriales, periódicos, revistas, programas de TV, podcasts… hacen falta muchos contenidos y miles de “sueños” y “miedos” para alimentar la industria del misterio. 

Desde ese punto de vista podemos, y debemos, equiparar el mercado del misterio a otras industrias, la mayoría bastante más lucrativas, como el fútbol, la prensa rosa, la política… 

Sabemos que, estadísticamente, la inmensa mayoría de las cosas que se publican no son reales. Obedecen a intereses económicos, electorales, comerciales… Solo alguien muy ingenuo, o muy ignorante, se cree todos los supuestos fichajes inminentes de primera división, los exclusivas de los famosos del Sálvame, o las promesas del próximo aspirante a presidente. Quizás deberíamos aplicar el mismo sentido crítico al “periodismo del misterio”. 

Cazadores de duendes 

Pero aunque Javier Sierra date el inicio de la historia del “periodismo del misterio” en la revista Horizonte, existen precedentes muy anteriores a los años sesenta. Son los “cazadores de duendes”. Ya en los primeros años del siglo XX, como muy bien ha documentado nuestro compañero Juan José Sánchez-Oro, y a rebufo de incipientes movimientos como el espiritismo, recién llegados a España, algunos periodistas comenzaron a especializarse en fenómenos extraños, redactando las primeras crónicas sobre sucesos paranormales recogidas en la prensa española. 

Fueron pioneros de ese “periodismo del misterio” personajes tan particulares como Adelardo Fernández Arias, alias “el Duende de la Colegiata”, redactor del Heraldo de Madrid o Federico Morena que llegó a ser director de dicho diario. O Pedro de Répida, novelista, escritor y periodista del diario La Libertad, donde llegó a publicar una serie de diez crónicas sobre sucesos misteriosos tituladas “el misterio en Madrid”. O el más conocido Emilio Carrere, que además de poeta, novelista y cronista también fue periodista del diario Madrid. 

Aquellos pioneros cometieron errores. Como todos los pioneros. No contaban con la inmensa bibliografía, gigantescos archivos digitalizados y la experiencia de varias generaciones de investigadores con que cuentan los actuales. Entonces, ¿por qué continúan publicándose mentiras o medias verdades? 

Durante los últimos 20 años, El Ojo Crítico ha tenido la oportunidad de revisar cientos de casos supuestamente paranormales que han supuesto miles de artículos, libros, programas de TV, etc. Y la inmensa mayoría, lamento decirlo, han resultado ser falsos. En ocasiones fraudes premeditados. 

En otros, errores debidos al nulo criterio de los “periodistas del misterio” que los redactaron. 

Ver:





Leave a Reply

Agradezco tu comentario. Solo se publicarán los mensajes escritos correctamente y que no adjunten enlaces.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

FLORINDA DONNER: EL COLIBRÍ DE CARLOS CASTANEDA

En 1970 una nueva alumna se había incorporado a la facultad de antropología de UCLA. Menuda, sonriente, de ojos azules y cabello rub...

Etiquetas

Abydos Aerostatos Agra Aleister Crowley Alejandro Agostilli Amaury Rivera Amor André Ballesteros Andrés Ballesteros Andrija Puharich Ángeles Anomalías Anselm Turmeda Antón Szandor LaVey Antonio José Alés Antropología ARP Arqueología Asesinos Aura Avistamientos Bélgica Biblia Brujos Bruno Cardeñosa Budismo California Cao Dai Caras de Bélmez Carlos Castaneda Cartago Casas Encantadas Caso Galdar Caso Mano Cortada Caso Petit-Rechain Causas Solidarias Chamanismo Clara Tahoces Comandante Antonio Munáiz Conspiraciones Contactados Contacto Extraterrestre Corea del Sur Coronel Robert Ressler Criaturas Sobrenaturales criminalidad esoterica Criminalidad Esotérica criminalidad y religión Criminología Crop Circles Cuentos Curanderos David Guerrero Guevara Debates Desapariciones Misteriosas Diluvio Dioses Divulgadores Djinns Dr. Alejandro Parra Dragonfly ECM Egipto El Curandero de Campanillas EL OJO CRÍTICO El Secreto de los Dioses Energías Enrique de Vicente Entrevistas EOC Escépticos Esoterismo Espías Espiritismo Eugenio Siragusa Exorcismos Falsos Misterios fantasmas Fernando Rueda Florinda Donner Fotos Paranormales Fraternidad Cósmica Fraudes y Estafas Esotéricas Galicia Ganges Giorgio Bongiovanni Gracia guardia civil Guatemala Gulf Breeze Haití Helena Petrovna Blavatsky Herbert Thurston Hermanos de UMMO Himalaya Hombres Leopardo Hombres Lobo Humanoide de Penamoa Iglesia Católica Ignacio Darnaude Illuminati ilusionismo In Memoriam India Investigadores Islam J.J. Benitez Jainismo Javier Sierra Jeroglifos Jesús de Nazaret Jim Woodman Jinns Jonathan Reed Jose Luis Jordán Peña José Manuel Garcia Bautista Juan Alberto Perote Juan Pablo II Kama Sutra La Ballena Alegre La Ruta de la Luz La Santa Muerte La Vida Secreta de Carlos Castaneda Lago Uureg Latinoamérica Leyendas y Tradiciones libros Luces Rojas Luis Alfonso Gámez Magia Malawi Mancias Manuel Blanco Romasanta Manuel Delgado Mapas Maravillas del Mundo Margarita Ruíz de Lihory María Gomez Cámara María Lionza María Reiche Marie Besnard Masonería Mauritania Meigas Mentalismo MEO Miguel Pedrero Mikel Lejarza "El Lobo" Milagros Misterios Misterios de la Antigüedad Misticismo Mitos Universales Mongolia Monstruos Marinos Museo de la Muerte Nazca New Age Nina Kulagina Niños Noticias OVNI Oleada Gallega Omm Seti Orbes Ovnis Padre Pilón Paganismo Palacio de Linares Paracas Parapsicología Pedro P. Canto Películas Peligros del Ocultismo Periodistas del Misterio Personajes Famosos Perú Petroglifos Piedras de Ica Pinturas Rupestres Pirovasia Poderes Paranormales Poltergeist Portugal Posesiones Profesor Reverte Coma Reflexiones Religiones Religiones Afro-americanas Revistas del Mundo del Misterio Rituales Robbert Van Den Broeke Rumanía Rusia Sábana Santa Sai Baba Salvador Freixedo Sanadores Santa Compaña Santo Sudario Santos Santuarios Satanismo Sectas Sentencias Judiciales Seres del Más Allá Sijismo sociología criminal Stella Rimington Taj Mahal Telepatía Teleplástias Testigos Tikal Top Secret Túnez UFO LEAKS Ufología UMMO Uri Geller Vampiros Viaje Astral Viajes videncias Videntes videos Vietnan Vimanas Vudú Yeti Yezidis Zangbetos Zombis

.

.

.

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!