LOS TRAFICANTES DE RELIQUIAS



Durante la Edad Media se llevo a cabo un insólito tráfico de objetos de culto. Se trataba de las reliquias. Trozos de la Santa Cruz, paños de Verónica, plumas de las alas de los ángeles, dedos de santos, o divinos prepucios, eran objeto de culto en casi todas las iglesias del mundo, y ambiciosa pieza de los coleccionistas de reliquias. Un fenómeno tan real como siniestro, que marcó la religiosidad de toda una época.

A pesar de que, en sus orígenes, la religión judía despreciaba las reliquias, como despreciaba todo lo relacionado directamente con la muerte, a partir del siglo III d.C comenzó un tráfico indiscriminado de objetos sagrados, tan siniestro como absurdo.


El versículo bíblico incluido en el libro de Números, capitulo 19, versículo 11: “Quien toque un cadáver será impuro durante siete días” , parece haber sido obviado por los cristianos a partir del 200 d.C, cuando los padres y doctores de la iglesia encontraron en el tráfico de reliquias, una forma de afianzar la fe de los devotos, amén de una lucrativa fuente de ingresos. 

De hecho, y en cierta manera, el Nuevo Testamento también fomenta una forma de fetichismo, al ungir con ciertos presupuestos poderes sobrenaturales, algunos objetos que estuvieron en contacto directo con Jesús, como la túnica.

Incidentes como el descrito por Mateo en su capitulo 9, versículo 20, cuando una mujer hemorroísa se cura de súbito al tocar el manto de Jesús, ayudaron a fomentar la fe irracional en el poder de esos objetos. No es de extrañar, por tanto, que con el paso de los años, todos esos objetos fuesen divinizados, a veces casi tanto, o incluso más, que sus propietarios originales.

El filólogo e historiador Juan Eslava Galán clasifica solo las reliquias de Cristo, en varios tipos. A saber:

“Orgánicas e inorgánicas. A su vez las orgánicas se dividen en divinas y terrenales. 

Las divinas pueden ser hematológicas (sangres de la Pasión o de la circuncisión; o tierra de Getsemaní impregnada del sudor de sangre). Odontológicas (dientes de leche; dientes saltados por la paliza de MC. 14,65; o el estacazo de Jn. 18, 22). Cárnicas (prepucios). Capilares (cabellos). 

Forman las reliquias terrenales de Cristo cuatro grandes apartados: animales, vegetales, metálicas y pétreas. La reliquia animal es, obviamente, la esponja en que se le dio de beber hiel y vinagre. Las vegetales se clasifican en lignarias o textiles. Pertenecen a las primeras el madero de la cruz, la tablilla con el INRI, las espinas de la corona, la estaca con la que un escriba-policía le propinó un rapisma o estacazo en la faz, el asta de la lanza de Longinos y el cetro de caña; a las segundas, los santos pañales, las sábanas santas, los sudarios, el Pañolón de Oviedo, las verónicas y las sagradas vendas. 

Las metálicas son los clavos santos, los hierros de las santas lanzas y los grilletes. 

Las pétreas, el pesebre del portal de Belén, el Santo Sepulcro, la tapaderas del mentado sepulcro, el pavimento de la fortaleza Antonia y, en general, las piedras que las divinas plantas hollaron en su peregrinar por este mundo, tanto en su vida privada como en la pública”.

Y todo esto, solo en las reliquias relacionadas directamente con Jesús. Si a ellas sumamos todos los fetiches atribuidos a la Virgen, a los ángeles, arcángeles, potestades, dominaciones, serafines y demás criaturas, o a todos los santos y santas que en la historia han sido, podremos hacernos una imagen de la inconmensurable cantidad de reliquias que poblaron casi cada iglesia y ermita, a lo largo de la Edad Media.


Para el historiador José María Kaydeda, poseedor de una fascinante colección privada de reliquias, estos objetos de devoción han sido utilizados como una herramienta de control por la jerarquía de la iglesia, que no supo calcular las pasiones humanas que podría llegar a despertar la ambición por poseer estos objetos.

En 1529 el erasmista español Alfonso de Valdés, queriendo demostrar que el saqueo de Roma por Carlos V fue un castigo divino, por el fomento indiscriminado que el papado hacía de las reliquias, escribía con escéptica lucidez:

“El prepucio de Nuestro Señor, yo lo he visto en Roma y en Burgos, y también en Nuestra Señora de Anversia (...) Los clavos de la cruz escribe Eusebio que fueron tres, y el uno echó Santa Helena, madres del emperador Constantino, en el Adriáticos para calmar una tempestad, y el otro hizo fundir en almete para su hijo, y el otro hizo un freno para su caballo, y agora hay uno en Roma, otro en Milán y otro en Colonia, y otro en París y otro en León y otros infinitos. Pues de palo de la cruz dígoos de verdad que si todo lo que dicen que hay della en la Cristiandad se juntase, bastaría para cargar una carreta. Dientes que mudaba Nuestro Señor cuando era niño, pasan de quinientos los que hoy se muestran solamente en Francia. (...) Si os quisiese decir otras cosas más ridículas e impías que suelen decir que tienen (...) sería para haceros morir de risa. (Bataillon, p. 378).

Sin embargo, las voces críticas que se alzaron contra el absurdo tráfico de reliquias, especialmente por los protestantes de la reforma, fueron las menos. De ahí situaciones tan absurdas como los siniestros desmembramientos de cadáveres de los santos, con objeto de obtener el mayor número de objetos de culto posibles. No debe sorprendernos pues que cuerpos, como el de Santa Teresa de Avila, reposen hoy, cruelmente mutilados, en diferentes iglesias desperdigadas por el país.




Leave a Reply

Agradezco tu comentario. Solo se publicarán los mensajes escritos correctamente y que no adjunten enlaces.

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

FLORINDA DONNER: EL COLIBRÍ DE CARLOS CASTANEDA

En 1970 una nueva alumna se había incorporado a la facultad de antropología de UCLA. Menuda, sonriente, de ojos azules y cabello rub...

Etiquetas

Abydos Aerostatos Agra Aleister Crowley Alejandro Agostilli Amaury Rivera Amor André Ballesteros Andrés Ballesteros Andrija Puharich Ángeles Anomalías Anselm Turmeda Antón Szandor LaVey Antonio José Alés Antropología Apariciones Marianas ARP Arqueología Asesinos Aura Avistamientos Bélgica Biblia Brujos Bruno Cardeñosa Budismo California Cao Dai Caras de Bélmez Carlos Castaneda Cartago Casas Encantadas Caso Galdar Caso Mano Cortada Caso Petit-Rechain Causas Solidarias Chamanismo Charles Manson Clara Tahoces CNI Comandante Antonio Munáiz Conspiraciones Contactados Contacto Extraterrestre Corea del Sur Coronel Robert Ressler Criaturas Sobrenaturales Crimen Ritual y Rito Criminal criminalidad esoterica Criminalidad Esotérica criminalidad y religión Criminología Crop Circles Cuadernos de Campo Cuba Cuentos Curanderos David Cuevas David Guerrero Guevara Debates Desapariciones Misteriosas Diluvio Dioses Divulgadores Djinns Dr. Alejandro Parra Dragonfly ECM Egipto El Curandero de Campanillas EL OJO CRÍTICO El Secreto de los Dioses Energías Enrique de Vicente Entrevistas EOC Escépticos Esoterismo Espías Espiritismo Eugenio Siragusa Exorcismos Falsos Misterios fantasmas Fernando Rueda Fidel Castro Florinda Donner Fotos Paranormales Fragmentos De Libros Fraternidad Cósmica Fraudes y Estafas Esotéricas Galicia Ganges Giorgio Bongiovanni Gracia guardia civil Guatemala Gulf Breeze Haití Helena Petrovna Blavatsky Herbert Thurston Hermanos de UMMO Himalaya Hombres Leopardo Hombres Lobo Humanoide de Penamoa Iglesia Católica Ignacio Darnaude Illuminati ilusionismo In Memoriam India Investigadores Islam J.J. Benitez Jainismo Javier Sierra Jeroglifos Jesús de Nazaret Jim Woodman Jinns Jonathan Reed Jose Luis Jordán Peña José Manuel Garcia Bautista Juan Alberto Perote Juan Pablo II Kama Sutra La Ballena Alegre La Ruta de la Luz La Santa Muerte La Vida Secreta de Carlos Castaneda Lago Uureg Latinoamérica Leyendas y Tradiciones libros Luces Rojas Luis Alfonso Gámez Magia Malawi Mancias Manuel Blanco Romasanta Manuel Delgado Mapas Maravillas del Mundo Margarita Ruíz de Lihory María Gomez Cámara María Lionza María Reiche Marie Besnard Mario Conde Masonería Mauritania Meigas Mentalismo MEO Miguel Angel Santano Miguel Pedrero Mikel Lejarza "El Lobo" Milagros Misterios Misterios de la Antigüedad Misticismo Mitos Universales Moisés Garrido Mongolia Monstruos Marinos Museo de la Muerte Nazca New Age Nina Kulagina Niños Noticias OVNI Oleada Gallega Omm Seti Opiniones Orbes Ovnis Padre Pilón Paganismo Palacio de Linares Paracas Parapsicología Pedro P. Canto Películas Peligros del Ocultismo Periodistas del Misterio Personajes Famosos Perú Petroglifos Piedras de Ica Pinturas Rupestres Pirovasia Poderes Paranormales Policía Poltergeist Portugal Posesiones Profesor Reverte Coma Prólogos Psiquiatría Reflexiones Religiones Religiones Afro-americanas Revistas del Mundo del Misterio Rituales Robbert Van Den Broeke Roswell Rumanía Rusia Sábana Santa Sai Baba Salvador Freixedo Sanadores Santa Compaña Santo Sudario Santos Santuarios Satanismo Sectas Sentencias Judiciales Seres del Más Allá Series de Tv Sijismo sociología criminal Stella Rimington Stephen Hawking Taj Mahal Telepatía Teleplástias Testigos Tikal Top Secret Túnez UFO LEAKS Ufología UMMO Uri Geller Vampiros Viaje Astral Viajes videncias Videntes videos Vietnan Vimanas Vudú Yeti Yezidis Zangbetos Zombis

.

.

.

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!