“J.J. BENITEZ ESTA EN COMA…”: EL DISPARATE DE LOS AMIGOS DE LOS HERMANOS DE UMMO


El día 5 de mayo de 1989 el diario español El País, publicaba un extraño anuncio, en su sección de clasificados: “Josefina Benítez. Urgente. Comuníquese con Sonia Cronfel. Teléfono 91/248 78 36. Tengo para usted un mensaje importante de J. J. Benítez”. Exactamente 15 días después, el 20 de mayo de 1989, el mismo diario publicaba un anuncio aún más inquietante: “El escritor J. J. Benítez, y Jorge Benítez, se encuentran en estado de coma. Se ruega a sus padres y hermana comunicarse con Sonia Cronfel. Teléfono 91/248 78 36 “.

Por supuesto, la publicación de este anuncio produjo una profunda preocupación en la familia del escritor primero, en la comunidad ufológica después, y también en la propia redacción del diario El País, que inmediatamente alertó a su departamento comercial (el anuncio se había contratado a través de la agencia Supra) para que confirmase la autenticidad del clasificado. E inmediatamente se pusieron en contacto con Benítez, quien desacreditó la noticia. 


El País publicó, el lunes siguiente, una columna de rectificación en la sección “Sociedad”, en la que informaba que el periodista navarro se encontraba en perfecto estado de salud, y se disculpaba por el pánico que aquel anuncio había provocado entre los familiares, amigos y seguidores de J. J. Benítez. Y dos días después el defensor de los lectores se ponía en contacto con la contratante del anuncio, Sonia Cronfel 


Kawas, quien insistía, pese a todo, en la credibilidad de la información, mostrándose indignada con el periódico por su nota de desmentido. Según explicaba José Miguel Larraya, el domingo 28 de mayo de 1989, en el mismo diario: “Sonia Cronfel acusó a este diario de tratarla de loca por afirmar que el anuncio era falso. Dijo haber actuado por motivos humanitarios, presionada por una carta anónima en la que se detallaban los dos anuncios que debía insertar en El País dejando pasar 15 días entre el primero y el segundo, y en la que se advertía que estaban en juego las vidas de seis personas. La anunciante pago 70.000 pesetas por la inclusión de los dos anuncios y dijo estar dispuesta a hacer llegar al diario una fotocopia de la carta anónima en la que, entre otras cosas, se afirmaba que Juan José Benítez había sido suplantado por un doble, y relacionaba dicha suplantación con la existencia de una macabra clínica en el subsuelo de una conocida clínica psiquiátrica de Madrid. Juan José Benítez, que expreso su preocupación por el alcance que pudiera tener el falso anuncio, ha desistido de iniciar acciones legales contra la persona que insertó el aviso”, (página 14). 

Por supuesto, toda la comunidad ufológica española, y también internacional, concentró su atención en estos misteriosos anuncios, y en los mensajes epistolares anónimos que los habían originado. Y ya en ese momento EL OJO CRITICO se reunió con los máximos responsables del grupo de sectas de la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía (E. A.) que se habían personado en el domicilio de las hermanas Sonia y Hilda Cronfel, para averiguar en qué consistían aquellas supuestas amenazas a un grupo de seis personas, y el origen de toda esta información. Según declaro a EOC el inspector-jefe E. A., responsable del grupo, las hermanas Cronfel pertenecían a un supuesto grupo de contacto autodenominado, según las informaciones policiales, “Los amigos de los hermanos de UMMO”. Tras esto, un tupido velo de silencio ha rodeado esta enigmática historia durante 17 años.

Y 17 años después Juan Cronfel, hermano de Sonia y Hilda Cronfel, protagonistas de tan extraña circunstancia, que tanto daño ha causado, no sólo a la familia Benítez, sino también a la propia familia Cronfel, escogió EL OJO CRITICO como el medio apropiado para aclarar las circunstancias que rodearon el caso. Sabedor de que EOC es la única publicación especializada por, para y de los investigadores de los fenómenos anómalos, nos propuso relatar a dichos investigadores, los cómo, quien y porqué de aquella misteriosa historia, con objeto de limpiar la memoria de su familia. Y nosotros, naturalmente, le brindamos nuestras páginas.

Juan Cronfel, en una serie de emails previos a la entrevista que leeréis a continuación, nos explicó que, en ningún caso, sus hermanas intentaron perjudicar emocionalmente a la familia de J. J. Benítez.


Explica Juan Cronfel de sus hermanas que “ su confusión mental se volvió obsesiva al punto de creer que JJ Benítez era el hombre llamado(por el Ser Supremo) a ser el hombre de Hilda y que, Benítez tenía un supuesto hermano llamado Jorge, que era el hombre destinado a Sonia Cronfel… y que ambos, y mucha otra gente buena, estaban secuestrados en prisiones subterráneas; y que quienes los suplantaban eran “clones” ya que esa tecnología -según ellas- existía, desde hace más de 4 decenios, en poder de esa élite que llaman “mandamundo”. Y que incluye a otros, como masones, sionista-masones, rosacruces, etc, que no eran sino marionetas de la “élite principal”.

Según nos explica amablemente Juan Cronfel, sus hermanas sacaron muchas de sus ideas del libro “El misterio de UMMO”, de Antonio Ribera, “ y las distorsionaron”. Y también “de la revista Año Cero, donde se tocan temas, no solo de ufología, sino también de tecnologías superavanzadas en manos de supuestos extraterrestres (que para ellas estaban en manos del MANDAMUNDO, etc.) El anónimo llegó y fue muy impactante ya que informaban que el verdadero J.J. Benítez, que estaba secuestrado, había muerto (había sido asesinado en un laboratorio subterráneo), y solo permanecían vivos clones de Benítez(sólo que 9 meses más viejos que el verdadero JJ). Y los autores del anónimo fueron tan diabólicos y expertos (siempre sospeche de una pareja amiga de ellas, )que no dejaron huellas. Lo introdujeron en el buzón con guantes, obviamente, y la letra del anónimo estaba hecha con una regla… Su relación con UMMO vino, no de parte de ellas, sino que J.J. Benítez habló por teléfono con Hilda y las acusó de pertenecer a una secta diabólica”. 

A pesar de lo doloroso que resulta recordar todo ese embarazoso episodio para la familia Cronfel, Juan Cronfel, y nosotros con él, cree que esta confesión puede ayudar a otras personas susceptibles de ser influenciadas en exceso por sus creencias esotéricas o ufológicas, en casos capaces de distorsionar la percepción de la realidad de personas especialmente sensibles o enfermas: “Su creencia de que estaban destinadas a casarse con J. J. Benítez, y “Pedro Benítez” surgió de su propia mente enferma al leer el primer tomo de “Caballo de Troya”… Nunca conocieron personalmente a Benítez, sino que a través de “Caballo de Troya” y ciertas “comunicaciones telepáticas” (producto de su enfermedad) donde conversaban con J. J. y “Pedro”. Sobre UMMO sólo leyeron en “Año Cero” y luego compraron el libro de Ribera para conocer más de ufología, ya que para ellas era imposible que el “verdadero” J. J. Benítez escribiera que el origen de Jesucristo no era humano, sino extraterrestre, ya que los OVNIS si existen en manos de la elite “MANDAMUNDO” pero no los extraterrestres”.

“Todo esto –continúa explicándonos Juan Cronfel, que insiste en limpiar el nombre de sus hermanas, de relación con secta alguna- eran “elocuciones” y conjeturas de su propia mente enferma, y sus “supuestas conversaciones telepáticas con el verdadero Benítez, con Bush padre y con Ariel Sharon principalmente. Estas falsas creencias y falsas “verdades” nunca provinieron de ninguna secta”. 

Entrevista a Juan Cronfel 

- Hace unos años sus hermanas acapararon la atención de la comunidad ufológica internacional al verse involucradas en un extraño asunto. ¿Por qué hicieron insertar sus hermanas ese anuncio en la prensa española? 

- Esta historia se remonta a 1988 y 1989 cuando mis hermanas, Hilda y Sonia Cronfel, fueron engañadas por una pareja de un filipino y una española(Pepa)quienes aprovechándose de que mis hermanas tuvieron que viajar a Miami, para ayudarnos a cuidar a mi cuñado, el esposo de mi hermana mayor, Diana, quien estuvo durante 14 meses sometido a quimioterapia y a 4 operaciones de limpieza de un tumor cerebral canceroso. Y dejaron a esta pareja encargada del mantenimiento y del cuidado de las plantas de su domicilio, prestándoles la llave, cuando fueron informadas que los “ladrones” habían penetrado al apartamento de ellas llevándose todo lo que había de valor. 

- Y esa pareja de presuntos estafadores ¿fueron responsables de las cartas anónimas que incitaron a la publicación de los anuncios? 

- Tras el robo, primero se sospechó de Manolo, el vigilante, ya que el tenia una copia de la llave, pero al final la verdad salió a la LUZ y supimos que fue obra de Pepa y el filipino. Ellos conocían bien a mis hermanas y estaban enterados de que ellas se desilusionaron de J. J. Benítez al leer su “Caballo de Troya I” donde establece un origen “extraterrestre” a Jesucristo. Mis hermanas nunca pertenecieron ni pertenecen (al igual que el resto de mi familia) a secta o religión alguna. Es más, para nosotros, es necesario saber y no creer. Las creencias ( y aquí coincidimos con el gran maestro Krishnamurti)son sólo fuente de división, de dolor y guerra (conflictos)entre los seres humanos. Esta pareja (Pepa y el filipino Bob) fue la que envió a mis hermanas el anónimo notificando que el verdadero J.J. Benítez, que estaba secuestrado, había sido asesinado, mientras que el J.J. Benítez público era un mero “clon” . Y precisamente fue el propio J.J. Benítez quien acusó a mis hermanas de pertenecer a una secta diabólica (que no ufológica). Y de lo cual soy testigo presencial, pues yo me encontraba en Madrid y escuche la conversación telefónica entre Benítez y mi hermana Hilda. Luego, mis hermanas se presentaron al Juez en Madrid donde se estableció que el anónimo no había sido escrito por ninguna de ellas. Lo que de que ellas, y en especial Sonia, pertenecían a una secta llamada “Los amigos de los Hermanos de UMMO”, apareció en Internet y ni ellas ni nadie de mi familia sabia siquiera que era “UMMO”. Deseo establecer que mis hermanas y mi familia NUNCA hemos creído en extraterrestres, pero si en los OVNIS (que son producto de tecnología “Stealth” muy avanzada y que esta desde hace mas de 55 años en manos de los “Mandamundo”… Posteriormente, compramos un libro de A. Ribera (D.E.P.) y el “Libro de URANTIA” (que leímos en ingles) para informarnos sobre los tales “Ummitas” y el gran fraude de J.J. Benítez cuando fue acusado y demostrado que sus famosos Caballo de Troya I, II, etc, no eran sino una copia del Libro de Urantia. Repito, estos libros se adquirieron para información (ya que nunca nos ha gustado ser ignorantes sino, todo lo contrario), pero no sugieren siquiera que tuviéramos o tengamos creencias en extraterrestres y, mucho menos, pertenezcamos a secta, o creencia ( o religión) alguna.

- Por tanto nunca podría decirse que sus hermanas lideraban una secta, y seria más justo decir que eran víctimas de sus propias pasiones y creencias…

- Mis hermanas nunca pertenecieron ni pertenecen, mucho menos dirigieron, una secta diabólica ni ufológica. Creo que ese punto ya esta más que claro!

- ¿Quien fue por tanto responsable de la publicación de aquellos anuncios que tanto daño causaron a la familia de Benítez?

- Su animadversión contra Benítez vino porque Pepa y el filipino les dijeron que tenían información confidencial de que el verdadero J. J. Benítez estaba secuestrado y suplantado por un “clon”… Además, ellas estimaban mucho a J.J. Benítez, pero fueron víctimas de la confusión mental por causas que no podemos precisar, que supuestamente les administró esta pareja sin que ellas ni yo nos enterásemos de que un Brain Wahs (lavado de cerebro) era administrado a mis hermanas en pequeñas dosis por parte de esa pareja en la que ellas confiaban.

En “Caballo de Troya I” Benítez aseguraba prácticamente que el origen de Jesucristo era extraterrestre. Su peor error fue confiar ingenuamente en esa pareja que después descubrimos hicieron el anónimo que llegó al Apdo. Postal de Santa Cruz de Marcenado 20, en Madrid.

- Para terminar, ¿qué le diría a todos los que todavía puedan unir el nombre de sus hermanas al de una supuesta secta?

- Repito, no existió nunca ni existe relación alguna con sectas, sean estas satánica o ufológica. Espero que esta entrevista sirva para aclarar muchas cosas y limpiar la dignidad de mis hermanas y mi familia que ha sido calumniada en la Internet. 




Leave a Reply

COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES

Entrada destacada

EL SECRETO DE LOS DIOSES

Hace ya varios años que un grupo de investigadores soviéticos presentaron esta teoría en un congreso mundial de arte rupestre celebrado...

Archivo

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC

ACCEDE GRATUITAMENTE A LOS CONTENIDOS DE EOC
¡DESCARGA TU REVISTA EN PDF GRATIS!